lunes, 31 de diciembre de 2012

Sesión 24: Corrección valorativa de las existencias. Depreciación irreversible

Según el principio contable de prudencia (1ª parte del Plan General Contable, apartado 3º principios contables), "...únicamente se contabilizarán los beneficios obtenidos hasta la fecha de cierre del ejercicio. Por el contrario, se deberán tener en cuenta todos los riesgos, con origen en el ejercicio o en otro anterior, tan pronto sean conocidos...", esto que nos dice el Plan implica que los ingresos reales y "no previsibles" se registrarán contablemente, y en el caso de los gastos no sólo se contabilizarán los reales y efectivos, sino también los "previsibles o estimables por la empresa". En el caso concreto de las existencias, éstas podrían tener posibles pérdidas de valor, es decir, depreciaciones que habría que registrar contablemente como gastos tanto si son previsibles como si no lo son, de este modo, corregimos el valor de aquéllas. Las depreciaciones pueden ser de dos tipos: irreversibles y reversibles. En esta sesión nos vamos a centrar en las irreversibles.

Las depreciaciones irreversibles son pérdidas de valor absolutas, es decir, no se pueden recuperar. Esto normalmente ocurre en el caso de las existencias cuando faltan unidades físicas, o cuando las mismas están deterioradas total o parcialmente por algún motivo. A continuación, vamos a ver con un ejemplo cómo se contabilizan estas depreciaciones.

Ejemplo: La empresa tras realizar el inventario final extracontable al final del ejercicio 2010, obtiene que el valor de las mercaderías asciende a 1.480 €. Según nuestra ficha de almacén, el importe de las mercaderías al final del ejercicio asciende a 1.550 €, esta diferencia se debe a que varias unidades se han extraviado. A inicios del año hemos partido de mercaderías cuyo valor ascendió a 2.300 €.

Se pide: realizar las anotaciones contables que procedan al final del ejercicio 2010, partiendo de la información dada, teniendo en cuenta estas dos hipótesis:
  • Hipótesis A: que hayamos realizado el registro contable de la variación de existencias antes de realizar el inventario final.
  • Hipótesis B: que no hayamos realizado todavía el registro contable de la variación de existencias una vez realizado el inventario final.
Solución:

Hipótesis A:

Se supone que hayamos hecho el registro contable de la variación de existencias sin saber las mercaderías reales existentes en almacén, teniendo en cuenta solamente los datos de la ficha de almacén. Por la baja del valor de las existencias iniciales:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Por la incorporación al balance del valor de las existencias finales según la ficha de almacén:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Si ahora realizáramos el inventario final (recuento físico), resulta que el valor real de las mercaderías es 1.480 €, inferior al que figuraba en nuestra ficha de almacén por el extravío o pérdida de varias unidades, con lo cual debemos hacer el siguiente ajuste contable:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

y así el mayor de la cuenta (300) Mercaderías ya reflejaría el saldo correcto de 1.480 €:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Como podemos ver, la diferencia entre lo que deberíamos tener en almacén si no se hubieran perdido unidades (1.550 €) y lo que tenemos realmente en el mismo (1.480 €), se contabiliza como gasto corriente del ejercicio, y evidentemente el saldo de la cuenta de Mercaderías disminuirá dicha diferencia (70 €).

Si esta pérdida de unidades hubiera sido de una cuantía significativa y por una causa de carácter excepcional (por ejemplo, que se queme el almacén), el gasto se hubiera contabilizado en la cuenta (678) Gastos excepcionales.

Hipótesis B:

Sabemos el importe real de las mercaderías al final del ejercicio tras hacer el recuento físico, y todavía no hemos hecho el ajuste contable por variación de existencias, con lo cual podríamos tomar directamente el valor del recuento físico en lugar del importe que figura en la ficha de almacén, por tanto, por la baja del importe de las mercaderías iniciales:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Por la incorporación al balance del valor de las mercaderías finales:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Con lo cual, tras realizar estos asientos, el saldo de la cuenta (300) Mercaderías es 1.480 € (deudor), y éste es el que debería figurar en el balance ya que es el valor real de nuestras existencias a final de año. Pero recordando de la anterior hipótesis la pérdida de 70 € por el extravío de varias unidades físicas, ¿donde figura en este caso dicha pérdida?, ¿no la hemos contabilizado realmente?. La respuesta a esta pregunta es que la pérdida va inmersa en este caso en la variación de existencias realizada, con lo cual no es necesario hacer otro ajuste contable para reflejar dicha pérdida. Observemos detenidamente cómo quedan tras todos los ajustes contables los mayores de las cuentas de gasto en ambas hipótesis:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

En ambos casos, traspasaríamos al resultado del ejercicio por la variación de las mercaderías un gasto de 820 €, con lo cual ambas formas de contabilizar la depreciación de aquéllas son correctas. Personalmente me decantaría por contabilizar siempre la depreciación irreversible de las mercaderías tal como lo hemos hecho en la hipótesis A, incluso sabiendo de antemano el valor real de las mercaderías tras el recuento físico antes de realizar el ajuste contable por variación de existencias, ya que de este modo la contabilidad de la empresa nos da una información más clara y precisa de que ha habido una pérdida de unidades de mercaderías al no coincidir los datos reales del inventario con los de la ficha de almacén.

En la sesión próxima veremos la corrección valorativa de las existencias originada por depreciaciones reversibles, los denominados deterioros de valor de las existencias. Hasta entonces y feliz año, éste es el último artículo contable de 2012, dada la fecha en que ya estamos.

jueves, 27 de diciembre de 2012

Sesión 23: La variación de existencias

La variación de existencias se trata de otro ajuste contable que hay que realizar a la hora de regularizar la contabilidad al cierre del ejercicio. La realización de este ajuste contable se justifica por el propio funcionamiento de las cuentas del grupo 3 de Existencias. Según el Plan General Contable, parte quinta (Definiciones y relaciones contables), estas cuentas sólo funcionarán con motivo del cierre del ejercicio. Esto implica que, al inicio del ejercicio, partiremos de un saldo "X" en la cuenta de existencias correspondiente, y al finalizar el ejercicio, seguiremos teniendo el mismo saldo en la cuenta ya referida. Las compras y las ventas de existencias deberían haberse registrado en las cuentas respectivas de gastos e ingresos. En consecuencia, si durante el ejercicio se han realizado frecuentemente compras y ventas de existencias, sería rarísimo, por no decir casi imposible, que tuviéramos al cierre del año el mismo saldo "X" inicial en la cuenta de existencias. De ahí que, por el razonamiento anterior, a parte de que el plan obliga a ello, tendremos que hacer un ajuste contable de manera que en la cuenta de existencias referida se refleje el saldo real a final del ejercicio.

Para saber el saldo real de las existencias finales, la empresa deberá realizar un inventario final extracontable de aquéllas (no importa que hayamos realizado la ficha de almacén, documento donde se registran las entradas y salidas de existencias). Vamos a exponer un ejemplo de todo lo ya explicado.

Ejemplo 1: La empresa tiene en su almacén a fecha de 1 de enero de 2008 mercaderías por valor de 1.500 €. Al cierre del ejercicio, tras realizar el inventario final, a la empresa le quedan mercaderías cuyo valor asciende a 1.800 €. Realizar el ajuste contable por variación de existencias al final del ejercicio.

Solución:

A 01/01/2008 tenemos:
(300) Mercaderías: 1.500 € (saldo deudor)

A 31/12/2008 tendremos:
(300) Mercaderías: 1.500 € (saldo deudor)

Como podemos ver, seguimos teniendo el mismo saldo en la cuenta de Mercaderías, pero el saldo que debería de aparecer a 31/12/2008 sería 1.800 €. Por tanto, según el Plan General Contable, realizamos dos asientos, el primero para dar de baja el valor de las existencias iniciales, con el cual la saldo de la cuenta de Mercaderías sería nulo:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

y haremos un segundo asiento para incorporar a nuestro balance el nuevo valor de las existencias finales:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

con lo cual, ahora si figura el saldo correcto en la cuenta de Mercaderías, es decir, 1.800 € como podremos comprobar en el Mayor de dicha cuenta:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

La cuenta (610) Variación de existencias de mercaderías podríamos considerarla como gasto al pertenecer al grupo 6 del Plan General Contable, pero esta cuenta en concreto no tiene por qué serlo. Las cuentas del subgrupo 61 de variación de existencias se imputan a resultados como gasto o ingreso dependiendo del saldo que tengan. Si el saldo es deudor, se traspasan como gastos del ejercicio a la cuenta de resultados, y si el saldo es acreedor (que es nuestro caso, siendo el saldo de 300 €) se imputa como ingreso a dicha cuenta. El mismo funcionamiento tendrán las cuentas del subgrupo 71, también de variación de existencias.

Resumiendo, el registro contable de la variación de existencias se hará como se muestra a continuación, dependiendo de las existencias con las que estemos trabajando. Por la baja del valor de las existencias iniciales se contabilizará:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Por la incorporación al balance del nuevo valor de las existencias al final del ejercicio se registrará:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Similares asientos para la regularización por variación de existencias habría que realizar también con las cuentas del subgrupo 71, que utilizaremos en el caso de que estemos trabajando con productos en curso, semiterminados, terminados y subproductos, residuos y materiales recuperados.

Ejemplo 2: Una empresa que se dedica a fabricar y comercializar productos químicos inicia el año 2009 con unas existencias de materias primas por valor de 2.350 €, y una serie de repuestos cuyo importe es de 3.050 €. Al cierre del año, tras la realización del inventario correspondiente, resulta que la empresa tiene repuestos por valor de 2.300 € y materias primas cuyo importe asciende a 2.500 €.
Se pide: Realizar las anotaciones contables necesarias con respecto al año 2009, incluyendo la determinación del resultado del ejercicio con los datos dados.

Solución:

Por la baja del valor de las existencias iniciales tanto de materias primas como de repuestos, al final del ejercicio:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Por la incorporación al balance del nuevo valor de las existencias de materias primas y repuestos, al final del ejercicio:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

El Mayor de las cuentas hasta el momento quedaría de la forma siguiente:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Como podemos comprobar del Mayor, las cuentas de Materias primas y Repuestos ya reflejan los saldos reales al cierre del ejercicio 2009. La cuenta (611) Variación de existencias de materias primas tiene un saldo acreedor de 150, por lo que se traspasará al dicho saldo al resultado del ejercicio como ingreso:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

La cuenta (612) Variación de existencias de otros aprovisionamientos refleja un saldo deudor de 750 €, por lo que se imputará al resultado del ejercicio como gasto:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Llegados a este punto, las cuentas (611) y (612) se habrán saldado, y la cuenta de Resultado del ejercicio nos quedará un saldo deudor de 600 €, por tanto si no hay más gastos e ingresos la empresa habrá generado pérdidas en el ejercicio.

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

En la próxima sesión expondremos los ajustes contables de regularización relativos a la depreciación irreversible de las existencias. Hasta entonces, amigos lectores.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Sesión 22: Métodos de determinación de la cuota a amortizar de un inmovilizado

En relación a los métodos de amortización, nada dice en particular el Plan General Contable, limitándose a establecer que la amortización se haga de manera sistemática y racional en función de la vida útil de los bienes y de su valor residual, atendiendo a la depreciación que normalmente sufran por su funcionamiento, uso y disfrute, sin perjuicio de considerar también la obsolescencia técnica o comercial que pudiera afectarlos (Norma de valoración 2ª Inmovilizado material, apartado 2.1 Amortización).

Los métodos de amortización utilizados en la práctica contable son los siguientes:
  • Método lineal o de cuota constante.
  • Método de los números dígitos o números naturales creciente.
  • Método de los números dígitos o números naturales decreciente.
  • Método decreciente del porcentaje constante sobre el valor pendiente de amortización.
El primer método ya fue expuesto en la sesión anterior, a continuación vamos a explicar los restantes.

MÉTODO DE LOS NÚMEROS DÍGITOS CRECIENTE

En este método se hallará la cuota de amortización (CA) a partir de una serie aritmética de primer término la unidad, último término la vida útil (Vu) y razón la unidad. A cada elemento de la serie aritmética lo denominaremos "dígito" (D). Por tanto, la expresión que nos permite determinar la CA es la siguiente:

CA = (BA · D) / SDR

siendo SDR la suma de los dígitos restantes por amortizar. Para el año 1 de amortización:
D = 1; SDR = 1 + 2 + 3 + .... + n; siendo n = Vu

Para el año 2 de amortización:
D = 2; SDR = 2 + 3 + ... + n

Y así sucesivamente hasta el año "n" de amortización:
D = n; SDR = n; por tanto la última cuota de amortización será igual a la base de amortización.

Vamos a exponer un ejemplo de aplicación de este método:

Ejemplo 1: Realizar el cuadro de amortización de una furgoneta empleada por una empresa en su actividad principal, se amortiza por el método de los números dígitos crecientes, siendo su vida útil de 3 años. Se adquirió por 12.500 €, con un valor residual nulo.

Solución:

Datos dados:
Padq. = 12.500; Vu = 3; Vr = 0

Año 1 de amortización:
Vc = 12.500 €; Vr = 0; BA = Vc - Vr = 12.500 €
SDR = 1 + 2 + 3 = 6; D = 1; CA = (12.500 · 1) / 6 = 2.083,33 €
AA = CA = 2.083,33 €

Año 2 de amortización:
Vc = Padq. - AA = 12.500 - 2.083,33 = 10.416,67; Vr = 0
BA = Vc - Vr = 10.416,67 €
SDR = 2 + 3 = 5; D = 3; CA = (10.416,67 · 2) / 5 = 4.166,67 €
AA = 2.083,33 + 4.166,67 = 6.250 €

Año 3 de amortización:
Vc = Padq. - AA = 12.500 - 6.250 = 6.250; Vr = 0
BA = Vc - Vr = 6.250 €
SDR = 3; D = 3; CA = (6.250· 3) / 3 = 6.250 €
AA = 6.250 + 6.250 = 12.500 €

Por tanto el cuadro de amortización que resulta de la furgoneta sería:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Como podemos observar en el cuadro, la cuota de amortización se ha ido incrementando con el transcurso de los años.

MÉTODO DE LOS NÚMEROS DÍGITOS DECRECIENTE

En este método, similar al anterior se hallará la cuota de amortización (CA) a partir de una serie aritmética de primer término la vida útil (Vu), último término la unidad y razón la unidad. A cada elemento de la serie aritmética también lo denominaremos "dígito" (D). La expresión que nos permite determinar la cuota de amortización es la misma que la del anterior método:

CA = (BA · D) / SDR

Para el año 1 de amortización:
D = n; SDR = n + (n-1) + (n-2) + ... + 3 + 2 + 1; siendo n = Vu

Para el año 2 de amortización:
D = n-1; SDR = (n-1) + (n-2) + ... + 3 + 2 + 1

Y así sucesivamente hasta el año "n" de amortización:
D = 1; SDR = 1; por tanto la última cuota de amortización será igual a la base de amortización.

Ejemplo 2: Partiendo de los mismos datos del ejemplo anterior, pero suponiendo un valor residual de 1.000 €, realizar el cuadro de amortización por el método de números dígitos decreciente. El tipo de actualización para el valor residual es del 4% anual.

Solución:

Datos dados:
Padq. = 12.500; Vu = 3; Vr = 1.000, i = 0,04

Actualizamos el valor residual al momento actual (momento 0):
Vr0 = 1.000 / (1+i)3 = 1.000 / (1,04)3 = 889 €

Año 1 de amortización:
Vr1 = 889 · (1 + i) = 889 · (1,04) = 924,56 €
Vc = 12.500 €
BA = Vc - Vr = 12.500 - 924,56 = 11.575,44 €
D = 3; SDR restante = 3 + 2 + 1 = 6
CA = (BA · D) / SDR = (11.575,44 · 3) / 6 = 5.787,72 €
AA = CA = 5.787,72 €

Año 2 de amortización:
Vr2 = 924,56 · (1 + i) = 924,56 · (1,04) = 961,54 €
Vc = Padq. - AA; Vc = 12.500 - 5.787,72 = 6.712,28 €
BA = Vc - Vr = 6.712,28 - 961,54 = 5.750,74 €
D = 2; SDR restante = 2 + 1 = 3
CA = (BA · D) / SDR = (5.750,74 · 2) / 3 = 3.833,83 €
AA = 5.787,72 + 3.833,83 = 9.621,55 €

Año 3 de amortización:
Vr3 = 961,54 · (1 + i) = 961,54 · (1,04) = 1.000 €
Vc = Padq. - AA; Vc = 12.500 - 9.621,55 = 2.878,45 €
BA = Vc - Vr = 2.878,45 - 1.000 = 1.878,45 €
D = 1; SDR restante = 1
CA = (BA · D) / SDR = (1.878,45· 1) / 1 = 1.878,45 €
AA = 9.621,55 + 1.878,45 = 11.500 €

En definitiva, el cuadro de amortización resultante quedaría así:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Del cuadro obtenido podemos deducir que en este método la cuota de amortización va disminuyendo con el paso de los años.

MÉTODO DECRECIENTE DEL PORCENTAJE CONSTANTE SOBRE EL VALOR PENDIENTE DE AMORTIZACIÓN

Si hacemos uso de este método, cada año el bien se amortizará una cantidad menor que la del año anterior, ya que la cuota se calcula en base a la cantidad pendiente de amortización, y ésta lógicamente cada año va siendo menor. Veamos cómo se aplica este método con los ejemplos expuestos a continuación.

Ejemplo 3: Una maquinaria de la empresa se adquirió por 3.500 €, se le estimó una vida útil de 4 años, y un valor residual nulo. Realizar el cuadro de amortización de este elemento patrimonial.

Solución:

Datos:
Padq. = 3.500; Vu = 4; Vr = 0

Primero hallamos el porcentaje a aplicar mediante la siguiente ecuación, solamente aplicable en el caso de que el valor residual sea nulo:

P = 100 años de base / Vu

donde P es el porcentaje a hallar por tanto P = 100 / 4 = 25%; y p = P/100 = 0,25 siendo "p" también el porcentaje pero expresado en número real, valor que realmente utilizamos para hallar la cuota de amortización.

Año 1 de amortización:
Vc = 3.500; BA = 3.500; CA = BA · p = 3.500 · 0,25 = 875 €; AA = 875 €

Año 2 de amortización:
Vc = 2.625; BA = 2.625; CA = BA · p = 2.625 · 0,25 = 656,25 €
AA = 875 + 656,25 = 1.531,25 €

Y así procederíamos al cálculo de la cuota año a año hasta que inmovilizado esté totalmente amortizado. El cuadro de amortización que se obtiene es el siguiente:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Como podemos observar en el cuadro, la base de amortización del último año ha de coincidir con la cuota de amortización, no aplicándose por tanto porcentaje alguno a la base de amortización.

Ejemplo 4: Un equipo informático con una vida útil de 3 años y un valor residual de 1.500 €, se adquirió por un importe de 14.000 €. Realizar el cuadro de amortización del dicho inmovilizado, sabiendo que el tipo de actualización del valor residual es el 4% anual.

Solución:

Datos dados:
Vu = 3; Vr = 1.500; Padq. = 14.000

En este caso, al ser el valor residual distinto de cero, el porcentaje a aplicar a la base de amortización se hallaría de la siguiente forma:

P = 1 - (Vr / VI)1/Vu

siendo VI el valor inicial el bien.

P = 1 - (1.500/14.000)1/3 = 52,5%; p = P/100 = 0,525

Actualizamos primero el valor residual al momento actual (momento 0):
Vr0 = 1.500 / (1,04)3 = 1.333,49

Y capitalizando los valores residuales a los años 1, 2, y 3 serían:
Vr1 = 1.333,49 · (1,04) = 1.386,83 €
Vr2 = 1.386,83 · (1,04) = 1.442,30 €
Vr3 = 1.442,30 · (1,04) = 1.500 €

Con lo cual ya podemos construir el cuadro de amortización tal como lo hicimos en el ejemplo anterior, únicamente tendremos en cuenta que las bases de amortización quedarán en este caso minoradas por el valor residual correspondiente obtenido.

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

En la siguiente sesión expondremos en qué consisten, porqué y cómo se hacen los ajustes contables por variación de existencias, que forman parte de la regularización contable. Hasta entonces amigos lectores.

jueves, 6 de diciembre de 2012

Sesión 21: La amortización contable. Conceptos básicos

Los elementos de inmovilizado, ya sean tangibles (maquinaria, construcciones, etc.) o intangibles (propiedad industrial, aplicaciones informáticas, etc.), generalmente están sometidos a una pérdida o disminución de valor que supone a la empresa un coste de los productos o servicios que son objeto de su actividad. Por tanto, la empresa debería reflejar contablemente ese gasto por la pérdida de valor antes mencionada.

Esta pérdida de valor de los elementos de inmovilizado, denominada depreciación, se debe fundamentalmente al paso del tiempo, su uso, a la obsolescencia o a cambios en su valor de mercado entre otras causas. Las depreciaciones pueden ser:
  • Reversibles: éstas pueden ser recuperadas en el futuro, al haberse recuperado los valores de mercado del inmovilizado (sería el caso de los deterioros de valor).
  • Irreversibles: son pérdidas que no se pueden recuperar.
Las depreciaciones irreversibles pueden ser a su vez, sistemáticas (como el caso de las amortizaciones) y extraordinarias (en caso de que el inmovilizado que nos quede totalmente inservible por incendios, inundaciones, etc.).

Aclarado lo anterior, la amortización es el registro contable de la depreciación irreversible que sufre un activo inmovilizado por su uso, el paso del tiempo o la obsolescencia. Distribuye el valor de la inversión realizada por la adquisición del inmovilizado entre los años que supuestamente va a contribuir a la obtención de ingresos en la empresa, por tanto se trata de una depreciación irreversible sistemática.

¿Qué significa el término obsolescencia?  Pues hace referencia a la depreciación del bien debida a avances tecnológicos, económicos o legales que hacen que el mismo no pueda seguir siendo utilizado por la empresa aunque no se haya deteriorado todavía ni haya quedado "inservible". Por ejemplo, imaginemos que trabajamos en una asesoría, donde utilizamos para trabajar un equipo informático con un microprocesador de 1,5 GHZ y una memoria RAM de 500 Mb, y utilizamos el programa contable XY versión 3.0. Resulta que la empresa, con el objeto de mejorar la productividad en el trabajo contable, adquiere una actualización del programa XY que es la versión 3.1, mucho más mejorada que la anterior, pero los requerimientos mínimos necesarios en el equipo informático son un microprocesador de 2 GHZ y una memoria RAM de 1 Gb, mucho mayores que el equipo de que disponemos. Conclusión: nuestro jefe o encargado se verá obligado a adquirir un equipo informático con esos requerimientos mínimos si quiere instalar la actualización del programa, ya que el equipo informático con el que trabajamos se ha quedado "obsoleto".

El término amortización puede tener varios significados:
  • Técnico: referido a la propia depreciación de los elementos de inmovilizado que intervienen en la actividad productiva de la empresa.
  • Económico: incorporación de la depreciación de los elementos de inmovilizado como coste de los productos o servicios que ofrecidos por las empresas.
  • Financiero: se refiere a la recuperación de la inversión en elementos de inmovilizado a través de la venta y cobro de los productos y/o servicios elaborados por la empresa.
A la hora de realizar los asientos contables referentes a la pérdida de valor debida a la amortización, tenemos que tener en cuenta:
  • La pérdida de valor debe reconocerse como un consumo de activo mediante la cuenta de gasto correspondiente.
  • La contrapartida de la cuenta de gasto es una cuenta compensadora de activo que minora el valor del inmovilizado correspondiente en el balance de situación. Ésta funciona realmente como una cuenta de pasivo, al ir acumulándose las cuotas de amortización por el haber.
  • La amortización afectará a todos los elementos de inmovilizado, excepto el caso de los terrenos y bienes naturales y algunos activos no corrientes mantenidos para vender.
Por tanto, los asientos a realizar serían los siguientes, según el caso:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

En las cuentas compensadoras de amortización acumulada se irá acumulando al amortización durante la vida útil del bien, a no ser que se venda o se de baja antes de finalizar la misma. Pero, ¿qué es la vida útil?. Vamos a definir según el Plan General Contable (1ª parte, Marco conceptual de la contabilidad, apartado 6º Criterios de valoración) éste y otros conceptos básicos para calcular la cuota de amortización (CA), que se refiere al importe anual al que ascenderá el gasto por la amortización:
  • Vida útil (Vu): es el periodo durante el cual la empresa espera utilizar el activo amortizable o el número de unidades de producción que espera obtener del mismo.
  • Valor residual (Vr): es el importe que la empresa estima que podrá obtener en el momento actual por su venta u otra forma de disposición, una vez deducidos los costes de venta, tomando en consideración que el activo hubiere alcanzado la antigüedad y demás condiciones que se espera que tenga al final de su vida útil.
  • Valor contable (Vc): es el importe neto por el que un activo o un pasivo, se encuentra registrado en balance, una vez deducida, en el caso de los activos, su amortización acumulada y cualquier otra corrección valorativa por deterioro acumulada que se haya registrado.
Resumiendo los conceptos descritos, la vida útil es el tiempo durante el cual se amortiza el inmovilizado y supuestamente generará renta para la empresa, el valor residual es el valor que tendrá dicho inmovilizado al final de su vida útil, y el valor contable, en el caso de los activos, resultará de su precio de adquisición minorado por las amortizaciones acumuladas y los deterioros de valor correspondientes.

La base de amortización (BA) vendrá dada por la diferencia entre el valor contable y el valor residual, vamos a basarnos para determinar la cuota de amortización en uno de los métodos de amortización más utilizados en la práctica, la amortización lineal, en este caso la cuota de amortización (CA) será:

CA = BA / Vu restante
sabiendo que:
BA = Vc - Vr
y Vc = Padq. - AA - DV

donde Padq. es el precio de adquisición, AA es la amortización acumulada y DV es el deterioro de valor del elemento patrimonial.

La amortización lineal implicará que la cuota de amortización sea la misma para todos los años en los que el inmovilizado se amortice (salvo que el valor residual no sea nulo, o haya ejercicios en los que exista deterioro de valor del mismo, ya profundizaremos en este asunto más adelante). La Vu restante de la ecuación general se refiere al tiempo de vida útil pendiente de amortizar por el inmovilizado.

A continuación, vamos a realizar una serie de ejemplos sencillos para poner en práctica todo lo explicado:

Ejemplo 1: La empresa dispone de una maquinaria cuyo precio de adquisición fue de 2.500 €, la vida útil es de 4 años, y su valor residual es nulo, determinar la cuota de amortización de dicha maquinaria, sabiendo que el método de amortización que se aplica es el lineal.

Solución:

Datos dados:
Padq. = 2.500 €; Vu = 4 años; Vr = 0
¿CA?

CA = BA / Vu restante; como BA = Vc - Vr = 2.500 € entonces,
CA = 2.500 € / 4 años = 625 €/año

Por tanto la empresa tendrá un gasto por amortización anual de 625 €.

Ejemplo 2: Un equipo informático en la empresa aparece con un saldo en el libro Mayor de 1.600 €, su amortización acumulada es de 800 €, su valor residual es nulo, y la cuota de amortización anual asciende a 400 €. Calcular el tiempo pendiente de amortizar por el inmovilizado, y su vida útil.

Solución:

Datos dados:
Padq. = 1.600 €; AA = 800 €, Vr = 0, CA = 400 €
¿Vu restante?

Como Vc = Padq. - AA = 1.600 € - 800 € = 800 € entonces,
BA = Vc - Vr = 800 €
y como CA = BA / Vu restante despejando Vu restante queda:
Vu restante = BA / CA
por tanto, Vu restante = 800 € / 400 € (año) = 2 años

Por tanto, el tiempo pendiente de amortizar por el equipo informático es de 2 años. Antes de amortizar el primer año de dicho inmovilizado tendremos:

Vc = Padq. - AA = 1.600 € - 0 € = 1.600 €
por tanto BA = Vc - Vr = 1.600 €
y Vu restante = BA / CA = 1.600 € / 400 € (año) = 4 años

En consecuencia, la vida útil del bien son 4 años.

Ejemplo 3: Un vehículo utilizado por la empresa en su actividad principal se está amortizando linealmente al 12% anual, en el balance aparece con un saldo de 7.500 euros, el valor residual es nulo. Calcular la cuota de amortización de dicho vehículo.

Solución:

Datos dados:
Amortización lineal al 12%; Padq. = 7.500 €; Vr = 0
¿CA?

Primero hallamos la Vu del inmovilizado:

1 año ----------> amortización 12%
Vu -------------> amortización 100%

Resolviendo la regla de tres: Vu = 1 / 0,12 = 8,33 años
Para saber los meses correspondientes a 0,33 (la parte decimal del resultado) planteamos otra regla de tres:

1 año ----------> 12 meses
0,33 años ------> X

por tanto X = 0,33 · 12 = 4 meses, siendo entonces la vida útil de 8 años y 4 meses

como BA = Vc - Vr = 7.500 €, entonces:
CA = BA / Vu restante = 7.500 € / 8,33 € (año) = 900 €

Por tanto, durante 8 años de vida útil del bien se acumulará anualmente una amortización de 900 €, y en los restantes 4 meses se acumularán los 300 € que faltan para que el inmovilizado esté totalmente amortizado.

Ejemplo 4: La empresa dispone de un mobiliario, cuyo precio de adquisición fue de 6.500 €, se está amortizando linealmente al 30% anual, siendo el valor residual de 1.500 €. Realizar el cuadro de amortización referente a dicho elemento patrimonial, sabiendo que el tipo de actualización para el valor residual es el 5% anual, y realizar el asiento contable correspondiente al primer año.

Solución:

Datos dados:
Padq. = 6.500 €; Amortización lineal al 30%; Vr = 1.500 €, i = 0,05
¿Cuadro de amortización?

Primero, hallamos la vida útil:
1 año ----------> amortización 30%
Vu -------------> amortización 100%

Resolviendo la regla de tres: Vu = 1 / 0,3 = 3,33 años
La parte decimal del resultado corresponde a 4 meses (el cálculo se hizo en el ejemplo anterior). Por tanto la vida útil será 3 años y 4 meses.

El importe del valor residual dado en el enunciado es el valor que tendría el bien al final de su vida útil, según la definición dada anteriormente sobre el valor residual, dicho importe habría que actualizarlo al cierre del ejercicio en el que estemos calculando la cuota de amortización, utilizando el tipo de interés de mercado dado; en consecuencia, primero actualizaremos al momento actual (momento 0) el valor residual (en total 40 meses, el tiempo de vida útil):
Vr0 = Vr / (1 + i)n; Vr0 = 1.500 / (1,05)40/12 = 1.274,85 €

Para el año 1:
Vc = 6.500 €
Capitalizamos el valor residual del momento 0 al cierre del ejercicio (un año):
Vr1 = 1.274,85 · (1,05) = 1.338,60 €
BA = Vc - Vr = 6.500 - 1.338,60 = 5.161,40 €
CA = BA / Vu = 5.161,40 / 3,33 = 1.548,42
AA = CA = 1.548,42 (empezamos a acumular la amortización este año)

Para el año 2:
Vc = Padq. - AA = 6.500 - 1.548,42 = 4.951,58 €
Capitalizamos el valor residual del cierre de ejercicio del año 1, al cierre del año 2 (un año):
Vr2 = 1.338,60 · (1,05) = 1.405,53 €
BA = Vc - Vr = 4.951,58 - 1.405,53 = 3.546,05 €
CA = BA / Vu = 3.546,05 / 2,33 = 1.519,74
AA = 1.548,42 + 1.519,74 = 3.068,16 (sumamos cuotas de amortización de los años 1 y 2)

Para el año 3:
Vc = Padq. - AA = 6.500 - 3.068,16 = 3.431,84 €
Capitalizamos el valor residual del cierre de ejercicio del año 2, al cierre del año 3 (un año):
Vr3 = 1.405,53 · (1,05) = 1.475,80 €
BA = Vc - Vr = 3.431,84 - 1.475,80 = 1.956,04 €
CA = BA / Vu = 1.956,04 / 1,33 = 1.467,03
AA = 1.548,42 + 1.519,74 + 1.467,03 = 4.535,19 (sumamos cuotas de amortización de los años 1, 2 y 3)

Para el año 4:
Vc = Padq. - AA = 6.500 - 4.535,19 = 1.964,81 €
Capitalizamos el valor residual del cierre de ejercicio del año 3, al final del cuarto mes del año 4 (4 meses):
Vr3 = 1.475,80 · (1,05)4/12 = 1.500 €
BA = Vc - Vr = 1.964,81 - 1.500 = 464,81 €
CA = BA = 464,81 € (ya que nos queda por amortizar el bien menos del año, 4 meses)
AA = 1.548,42 + 1.519,74 + 1.467,03 + 464,81 = 5.000 € (el bien ya estaría totalmente amortizado)

El cuadro de amortización quedaría tras estos cálculos de la forma siguiente:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

y el asiento contable a realizar al final del año 1 para registrar el gasto de amortización sería:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Ejemplo 5: La empresa posee una oficina para realizar su actividad que se está amortizando linealmente, la vida útil de la misma es 50 años, y se adquirió por 45.500 €. El valor residual asciende a 10.800 €, siendo el tipo de interés para su actualización el 4% anual. Calcular la cuota de amortización del primer año, y realizar el asiento contable correspondiente.

Solución:

Datos dados:
Vu = 50 años; Padq. = 45.500; Vr = 10.800 €; i = 0,04
¿CA?

En primer lugar debemos actualizar el valor residual al momento actual con el tipo dado del 4%, para ello realizamos el siguiente cálculo:
Vr0 = Vr / (1 + i)n; Vr0 = 10.800 / (1,04)50 = 1.519,70 €
Por tanto el valor residual actualizado al finalizar del primer año de amortización sería:
Vr1 = 1.519,70 · (1,04) = 1.580,48 € (capitalizamos un año desde el momento actual).

BA = Vc - Vr = 45.500 € - 1.580,48 € = 43.919,52 €
y entonces CAaño1 = BA / Vu restante = 43.919,52 € / 50 años = 878,39 €

Luego la cuota de amortización del primer año asciende a 878,39 €. El asiento contable a realizar al final del año 1 para registrar el gasto de amortización sería:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

En la próxima sesión expondré los distintos métodos de amortización que se pueden utilizar, aparte del que acabo de explicar, que es el método lineal. Hasta entonces amigos lectores.

domingo, 25 de noviembre de 2012

Sesión 20: Caso práctico sobre el ciclo contable

La empresa TELEVES S.L., se dedica a la comercialización de televisiones, lectores de dvd, equipos de sonido y antenas parabólicas. El 1 de enero de 2011 aparecen en su contabilidad los siguientes elementos patrimoniales, con sus correspondientes saldos (en euros): Caja 650, Clientes 2.050, Proveedores 3.010, Mobiliario 2.000, Equipos para procesos de información 1.030, Construcciones 50.000, Terrenos y bienes naturales 10.000, Deudas a largo plazo con entidades de crédito 5.000, Deudas a corto plazo 600, Elementos de transporte 12.000, Capital social ¿?, Reservas estatuarias ¿?, Acreedores por prestaciones de servicios 1.000, Bancos 12.500, Créditos a largo plazo 1.500, proveedores de inmovilizado a corto plazo 1.500, Mercaderías 22.500.

A lo largo del año 2011 han tenido lugar los siguientes hechos contables:
  1. Apertura de la contabilidad el 1 de enero de 2011.
  2. El 5 de enero la gestoría emitió la factura por los servicios contables y fiscales prestados, el importe asciende a 550 €, de los que 100 € se pagan a través de caja y el resto queda pendiente de pago.
  3. El saldo de la cuenta "Equipos para procesos de información" corresponde en su totalidad al único equipo informático de que dispone la empresa, el día 2 de febrero se decide vender por haberse quedado obsoleto, el importe de la venta asciende a 630 €, la mitad del importe se cobra a través de transferencia bancaria, y el resto queda pendiente de cobro por un plazo de 3 meses.
  4. El 23 de febrero se compran dos televisores por un importe total de 600 €, que quedan pendientes de pago por un plazo de 60 días.
  5. El 25 de febrero, tras diversos problemas en la elección del nuevo equipo informático, se adquiere finalmente por un importe total de 1.100 €, que se paga en su totalidad por transferencia bancaria.
  6. El 21 de marzo se venden 3 televisores y dos equipos de sonido, los televisores a un precio de 250 € la unidad, y los equipos de sonido a 120 € la unidad. Los equipos de sonido se cobran a través de la cuenta corriente bancaria, y los televisores quedan pendientes de pago por un plazo de 3 meses.
  7. El 23 de marzo se paga por banco el importe pendiente de la factura de la gestoría, con fecha de 5 de enero.
  8. El 23 de abril se paga la deuda originada por la compra de los dos televisores, a través de la cuenta corriente bancaria.
  9. El 30 de abril la empresa paga mediante transferencia bancaria la totalidad de las retribuciones de los trabajadores, por importe de 2.500 €.
  10. El 2 de mayo se cobra por caja el resto del importe que quedaba pendiente de cobro por la venta del equipo informático.
  11. El 21 de junio se cobra por caja a los respectivos clientes el importe de los tres televisores vendidos el 21 de marzo.
  12. Se recibe el recibo anual del seguro de responsabilidad civil, que se emite a fecha de 2 de julio y cuyo importe asciende a 625 €, dicho recibo está pendiente de pago.
  13. Se reciben las facturas de la luz y del agua el 2 de agosto, cuyos importes respectivos son 480 y 240 €. La factura del agua se paga a través de caja, quedando pendiente de pago la factura de la luz.
  14. El 23 de agosto se facturan comisiones de 340 € por servicios de intermediación financiera realizados por la empresa de forma esporádica, dichas comisiones están pendientes de cobro.
  15. Por la reparación de la avería del camión de la empresa, se paga el 5 de septiembre la factura correspondiente al taller de reparaciones, por un importe de 510 € a través de cheque bancario.
Sabiendo que el saldo de la cuenta "capital social" representa el 75% del importe total del neto patrimonial se pide:
  • Balance de situación inicial.
  • Asiento de apertura en el Diario.
  • Registro de las operaciones realizadas a lo largo del ejercicio.
  • Balance de comprobación antes de la determinación del resultado.
  • Determinación del resultado.
  • Asiento de cierre del ejercicio.
  • Balance de situación final.

Solución:
El balance de situación a 1 de enero de 2011 quedaría:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

El neto, según la ecuación patrimonial sería:
NETO = ACTIVO - PASIVO; NETO = 114.230 - 11.110 = 103.120 €

El saldo de la cuenta "capital social" sería 103.120 x 0,75 = 77.340 €, y el saldo de la cuenta "reservas estatuarias" es el resto del neto: 103.120 - 77.340 = 25.780 €.

El asiento de apertura a realizar es el siguiente:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Los asientos referentes a las operaciones realizadas durante el ejercicio económico serían:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Para comprobar posibles errores de descuadre en los asientos y de traspaso de datos del libro Diario al Mayor realizamos el balance de comprobación antes de la determinación del resultado del ejercicio:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Partiendo del libro Mayor, y con la ayuda del balance de comprobación, realizamos los asientos para la determinación del resultado, trasladando los saldos de las cuentas de gastos e ingresos a la cuenta "resultado del ejercicio", una vez realizados estos asientos dichas cuentas quedarán saldadas:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

¿Cuál es el resultado del ejercicio, pérdidas o beneficios? Comprobémoslo a través del mayor del cuenta (129) Resultados del ejercicio:
BENEFICIOS = INGRESOS - GASTOS = 1.330 - 5.905 = - 4.575 €
Por tanto, al ser los gastos mayores que los ingresos, obtendremos la cuantía de pérdidas antes calculada (observemos que el resultado tras operar es negativo). Los ingresos se obtienen de la suma del haber de la cuenta de "resultados del ejercicio", y los gastos se obtienen de la suma del debe de dicha cuenta.

Una vez llegamos a este punto en el proceso contable, si observamos el libro Mayor, sólo nos quedarán abiertas las denominadas "cuentas de balance", es decir, las de los grupos 1 al 5 del Plan General Contable, recordemos que son las relativas al activo, pasivo y patrimonio neto. Con ayuda del Mayor, procederemos a cerrar estas cuentas, con el asiento de cierre correspondiente, cerrando de este modo la contabilidad del ejercicio y quedando con saldo nulo todas las cuentas.

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

El libro Mayor, con todos las operaciones anteriores incluidas, nos debería de haber quedado de la siguiente manera:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

He de aclarar que el movimiento que aparece en rojo en todas las cuentas corresponde, dependiendo de la cuenta considerada, a la imputación de gastos o ingresos a la cuenta de "resultado del ejercicio", o al cierre de la cuenta si es de balance.

A partir del propio asiento de cierre podremos realizar el balance de situación final, a fecha de 31 de diciembre de 2011, nos quedaría de la forma siguiente:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Cualquier duda o sugerencia que queráis hacer, ya sabéis, escribirme en la zona de comentarios que la atenderé o tendré en cuenta, amigos lectores. En el próximo artículo expondré los conceptos básicos de la amortización, una de las operaciones más importantes que se realizan con respecto a la regularización contable. Hasta entonces y saludos.

sábado, 17 de noviembre de 2012

Sesión 19: El ciclo contable. Concepto y fases

Se denomina ciclo o proceso contable al conjunto de operaciones realizadas por una empresa a lo largo de un determinado ejercicio económico, con el objetivo de preparar la información relativa a los resultados obtenidos en dicho ejercicio y su situación económica y financiera al término del mismo. El ejercicio económico o periodo contable se inicia el 1 de enero, y finaliza el 31 de diciembre, siendo por tanto la duración del ejercicio un año.

Las fases de que consta el ciclo contable son las siguientes:
  1. Balance de situación inicial.
  2. Asiento de apertura en el libro Diario y su traspaso al libro Mayor.
  3. Registro de las operaciones realizadas a lo largo del ejercicio en el libro Diario, y su traspaso al libro Mayor.
  4. Operaciones de regularización.
  5. Determinación del resultado.
  6. Asiento de cierre de la contabilidad.
  7. Elaboración y presentación de las Cuentas Anuales.
Voy a explicar brevemente cada una de las fases.

1. BALANCE DE SITUACIÓN INICIAL
Según dice el Código de Comercio, en su artículo 28 apartado 1, la contabilidad comienza cuando se registra en el libro de Inventarios y Cuentas Anuales el balance de situación inicial, que suele coincidir con el comienzo del año natural (el 1 de enero).
Si estamos contabilizando una empresa que ya está en funcionamiento, los datos con los que inicia el ejercicio económico son los mismos con los que cerró la contabilidad del ejercicio anterior. Si la empresa acaba de constituirse la fecha de apertura no va a coincidir generalmente con la fecha de 1 de enero. En este último caso, la apertura va a reflejar únicamente las aportaciones realizadas por los socios para la constitución de la empresa.

2. ASIENTO DE APERTURA EN EL LIBRO DIARIO Y SU TRASPASO AL LIBRO MAYOR
El libro Diario se abre con el asiento de apertura al que se trasladan las cuentas del balance de situación, y luego con estos valores se procede a abrir el libro Mayor transcribiendo los valores reflejados en el libro Diario.

3. REGISTRO DE LAS OPERACIONES REALIZADAS A LO LARGO DEL EJERCICIO EN EL LIBRO DIARIO, Y SU TRASPASO AL LIBRO MAYOR
En este fase, que abarca todo el año natural (del 1 de enero al 31 de diciembre), se registrarán todos los hechos contables en el libro Diario mediante los asientos correspondientes. Todos los asientos del libro Diario se reflejan simultáneamente en el libro Mayor, siendo esta operación necesaria para la elaboración del  Balance de Comprobación. Recordemos que el Balance de Comprobación se realizará al menos trimestralmente, según el Código de Comercio.

4. OPERACIONES DE REGULARIZACIÓN
En esta fase se procede al ajuste de la información contable elaborada durante el ejercicio a la realidad económica del momento del cierre.
Habitualmente, las empresas tienen que hacer las siguientes operaciones de regularización:
  • Regularización de las existencias.
  • Reclasificación de cuentas.
  • Periodificación de ingresos y gastos.
  • Correcciones valorativas (amortizaciones y deterioros).
Ya entraremos más en detalle sobre cada una de las anteriores operaciones.

5. DETERMINACIÓN DEL RESULTADO
Para determinar el resultado del ejercicio, una vez realizadas las operaciones de regularización, imputaremos las cuentas de gastos e ingresos a la cuenta de resultados, por tanto, dichas cuentas quedarán saldadas. En consecuencia, tendremos que realizar los dos asientos siguientes:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Ahora el resultado se refleja en una cuenta de neto (129) Resultados del ejercicio, que representa la renta generada durante el ejercicio y, por tanto, incrementa o decrementa el patrimonio de la empresa, esta cuenta también figurará en el balance de situación. Si tenemos pérdida, el saldo de la cuenta (129) es deudor (D>H), pero si tenemos beneficio, el saldo de la cuenta (129) es acreedor (H>D).

6. ASIENTO DE CIERRE DE LA CONTABILIDAD
En el momento de efectuar el asiento de cierre, todas las cuentas de los grupos 6, 7, 8 y 9 estarán ya saldadas desde que se efectuó la liquidación de las mismas, por lo tanto en el momento de efectuar el cierre sólo las cuentas de balance (grupos del 1 al 5) podrían tener saldo.
Por tanto, antes de cerrarlas, habrá que saldarlas mediante un cargo en las que tengan saldo acreedor y un abono en las que tengan saldo deudor. Al pasar el asiento de cierre al libro Mayor, todas las cuentas quedarán saldadas y por tanto, podrán cerrarse. El asiento de cierre se hará de la siguiente forma:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

7. ELABORACIÓN Y PRESENTACIÓN DE LAS CUENTAS ANUALES
Las Cuentas Anuales son los estados contables que anualmente deben publicar las empresas en base a la información reflejada en los libros contables, y se compone de los siguientes documentos:
  • Balance de situación.
  • Cuenta de pérdidas y ganancias.
  • Estado de cambios en el Patrimonio Neto.
  • Estado de flujos de efectivo.
  • La memoria.
Del balance de situación ya hemos hablado. Más adelante explicaremos de qué informan los restantes estados contables.

En la siguiente sesión realizaremos un caso práctico para aplicar todo lo expuesto anteriormente sobre el ciclo contable. Hasta la próxima y saludos.

domingo, 4 de noviembre de 2012

Sesión 18: Caso práctico sobre un balance de comprobación

La empresa FONTANER S.L., dedicada a la comercialización de accesorios y materiales de fontanería, presenta a fecha de 1 de noviembre de 2009 el siguiente libro mayor:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Se pide: Realizar el balance de comprobación a partir de los datos contables dados.

Solución: Como explicamos en la anterior sesión, sumamos los totales de la parte del debe y del haber de cada cuenta, registrándolas cada una en el balance en la columnas correspondientes. Posteriormente anotamos en el balance los saldos de cada cuenta por las diferencias entre los totales del debe y haber de cada una de las mismas. Recordemos que si el debe es mayor que el haber, el saldo es deudor, y si el haber es mayor que el debe, el saldo es acreedor. Y finalmente realizamos las sumas totales de todas las columnas (las de sumas y las de saldos).

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Como podemos observar tras finalizar el balance, tanto las columnas de sumas como las de saldos coinciden en sus importes, por tanto, no existe ningún error contable consistente en la transmisión de datos del libro Diario al Mayor o en descuadre de alguno de los asientos del Diario. En caso de existencia de algún otro error contable (como por ejemplo, de no denominar un elemento patrimonial de forma correcta) lo más probable es que salga a la luz tras realizar el inventario de cierre de ejercicio, ya que observaríamos que no hay coincidencia entre el patrimonio real que tenemos y el que disponemos según los libros contables.

En la próxima sesión analizaremos el proceso contable necesario durante el ejercicio para obtener básicamente al final del mismo el balance de situación y la cuenta de pérdidas y ganancias, es decir el conocido ciclo contable. Espero que sigáis este blog con gran interés porque la materia avanza pero cada vez es más interesante. Saludos, amigos lectores.

domingo, 28 de octubre de 2012

Sesión 17: El libro diario y el libro mayor. El balance de comprobación

El libro Diario en contabilidad es aquél que recoge diariamente todas las operaciones económicas realizadas en el ejercicio por la empresa, en forma de asientos contables. Dichos asientos estarán recogidos en orden cronológico, señalando en cada uno de ellos un número de orden correlativo y la fecha del hecho contable al que se refiere.

Veamos que dice el Código de Comercio de 1885 en relación al libro Diario:
  • Artículo 25, apartado 1: "Todo empresario deberá llevar una contabilidad ordenada, adecuada a la actividad de su empresa que permita un seguimiento cronológico de todas sus operaciones, así como la elaboración periódica de balances e inventarios. Llevará necesariamente, sin perjuicio de lo establecido en las leyes o disposiciones especiales, un libro de Inventarios y Cuentas anuales y otro Diario". De aquí se desprende la obligatoriedad por parte del empresario de llevar un libro Diario para la contabilidad de su empresa.
  • Artículo 28, apartado 2: "El libro Diario registrará día a día todas las operaciones relativas a la actividad de la empresa. Será válida, sin embargo, la anotación conjunta de los totales de las operaciones por periodos no superiores al mes, a condición de que su detalle aparezca en otros libros o registros concordantes, de acuerdo con la naturaleza de la actividad de que se trate". Por tanto, de este artículo se deduce la posibilidad por parte de las empresas de llevar varios libros diarios auxiliares y uno central, en vez de llevar un único libro Diario. De este modo, la empresa podría tener por ejemplo un libro auxiliar de "compras y gastos" y otro de "ventas e ingresos" además de un libro Diario "Central". Esta organización de libros contables puede ser de gran utilidad para el empresario ya que, a modo de ejemplo, si realizamos casi todos los días compras de género a un mismo proveedor, éstas las registraríamos detalladamente en el libro auxiliar de "compras y gastos" durante el mes, y trascurrido el mismo, anotaríamos en un solo asiento en el libro Diario Central el total de las compras realizadas a aquel proveedor. Recordemos que los totales de los diarios auxiliares no han de pasarse al diario central por periodos superiores al mes, ya que en tal caso la contabilidad no sería correcta, según el Código de Comercio.
La estructura y rayado del libro Diario no están reguladas legalmente, en la práctica el modelo de Diario más utilizado es el americano:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

En la columna "Rfa." se registrará un número de referencia que identifica un movimiento en concreto de una cuenta. Este número de referencia aparecerá también en el libro Mayor, de esta manera si queremos saber más información de un movimiento determinado de una cuenta cualquiera del Mayor, buscamos el número de referencia correspondiente en el Diario, y así determinaremos a qué hecho contable corresponde.

Refiriéndonos en concreto al libro Mayor, que tiene como objeto registrar todas las cuentas que han tenido algún movimiento a lo largo del ejercicio. En cada cuenta se reflejarán todos los movimientos que se hayan producido en el ejercicio, que generalmente irán acompañados de la fecha en que se hayan producido. También en el libro mayor se asignará un número de orden correlativo, al igual que los asientos.

Nada nos dice la actual redacción del Código de Comercio sobre este libro, deduciéndose en un principio que no es obligatorio, pero analicemos lo que dice aquél en su artículo 28, apartado 1: "El libro de Inventarios y Cuentas anuales se abrirá con el balance inicial detallado de la empresa. Al menos trimestralmente se transcribirán con sumas y saldos los balances de comprobación. Se transcribirán también el inventario de cierre de ejercicio y las cuentas anuales". En consecuencia, es obligatorio de que en el libro de Inventarios y Cuentas anuales consten, al menos trimestralmente, los balances de comprobación de sumas y saldos; y para realizar estos balances es necesario que dispongamos de las sumas y saldos de todas las cuentas, con lo que de forma indirecta, el libro mayor resulta ser "obligatorio" para las empresas.

A continuación, podemos observar una hoja "típica" de libro Mayor, en cada una de ellas se representará una sola cuenta con todos los datos correspondientes:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

La agrupación ordenada de todas las hojas formará el libro Mayor. En la columna "I" indicaremos si el saldo es deudor o acreedor.

Es importante señalar que los movimientos de cada uno de los asientos del libro Diario, hemos de pasarlos todos al libro Mayor, por tanto ambos libros en realidad nos proporcionan la misma información pero de forma distinta:
  • Del libro Diario, a través de un asiento contable, podemos obtener datos sobre una operación económica en concreto y la fecha en que se produjo, ya que recoge el "historial" de la empresa en lo relativo a los hechos contables acontecidos durante el ejercicio.
  • Del libro Mayor, podemos saber de cualquier cuenta si se produjo o no un movimiento concreto en una fecha determinada, o bien su saldo en la actualidad, ya que recoge el "historial y situación actual" de cada elemento patrimonial durante el ejercicio.
En cuanto al balance de comprobación, el objetivo fundamental de la realización del mismo es comprobar si los asientos están registrados correctamente cumpliendo los principios del método de partida doble, recordemos según este método que "no hay deudores sin acreedores". Por tanto, si hemos cometido algún error en la elaboración del libro Diario (como haber realizado algún asiento descuadrado), o en el traslado de información del libro Diario al Mayor, la realización de este balance nos permitirá detectarlo.

El balance de comprobación será obligatorio al menos trimestralmente según el artículo 28, apartado 1 del Código de Comercio antes expuesto, sin embargo, es normal que se haga mensualmente o por periodos inferiores al trimestre ya que, en caso de haber cometido algún error, cuanto antes se subsane, mejor. Por otro lado, los programas informáticos contables existentes en la actualidad permiten obtener los balances de comprobación en cualquier momento, con lo cual la pérdida de tiempo es mínima en estos menesteres.

Como hemos mencionado antes, el balance de comprobación se realiza a través del libro Mayor, que contiene las sumas y saldos de todas las cuentas. La estructura de un balance de comprobación sería la siguiente:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

¿Cómo realizamos el balance de comprobación? De la manera siguiente:
  1. En primer lugar registramos en el balance las sumas del debe y del haber de todas y cada una de las cuentas existentes en nuestro libro mayor.
  2. Posteriormente, anotamos en el balance los saldos de cada una de las cuentas, que pueden ser deudores o acreedores.
  3. Finalmente sumamos las cantidades de cada una de las columnas de sumas y saldos y anotamos el importe total correspondiente.
Después de realizar el balance de comprobación, debemos comprobar que:
  • El total de las sumas del debe coincida con el total de las sumas del haber.
  • El total de los saldos deudores sea igual al total de los saldos acreedores.
Vamos a exponer los dos casos que se pudieran dar al terminar de elaborar el balance de comprobación:
  • Que coincidan los totales de sumas y por otro lado, los totales de saldos: en este caso, no parece que haya ningún error contable en cuanto a la aplicación de los principios de partida doble (y por tanto no habrá ningún asiento descuadrado, en teoría). Mi pregunta sería ¿hemos pasado correctamente los movimientos de los asientos del libro Diario al Mayor? Puede ser que sí o puede ser que no. Podría haber un error en la denominación del elemento patrimonial que el balance de comprobación no detectara; por ejemplo, supongamos que en el libro Diario se hizo un cargo de 500 euros en la cuenta de Utillaje, pero que, al pasarlo al libro Mayor, se registró erróneamente en la cuenta de Construcciones. Por tanto, al realizar el balance de comprobación, el debe de la cuenta de Utillaje sumaría 500 euros menos, pero el debe de la cuenta de Construcciones sumaría 500 euros más, con lo cual el balance de comprobación por sí solo no detectaría de ninguna de las maneras este error. En errores de este tipo no debemos preocuparnos de todos modos, ya que al final del ejercicio económico, al hacer el inventario resultará que los datos obtenidos del mismo no coincidirán con los datos contables , por lo que en consecuencia detectaremos el error contable que se ha producido.
  • Que no coincidan los totales de sumas y por otro lado, los totales de saldos: En este caso habrá que revisar el libro diario asiento por asiento, y el traslado de los movimientos de cada uno de los mismos al libro Mayor, hasta encontrar el error o errores. Una vez hayamos localizado el error o errores, habría que hacer uno o varios asientos de rectificación o de ajuste (si hubiera descuadre en alguna operación). En este caso, podríamos plantearnos si lleváramos una contabilidad no informatizada borrar o tachar el asiento erróneo, y redactar el asiento correcto; pero esto último no nos lo permite el artículo 29 del Código de Comercio, que dice en su apartado 1: "Todos los libros y documentos contables deben ser llevados, cualquiera que sea el procedimiento utilizado, con claridad, por orden de fechas, sin espacios en blanco, interpolaciones, tachaduras ni raspaduras. Deberán salvarse a continuación, inmediatamente que se adviertan, los errores u omisiones padecidos en las anotaciones contables. No podrán utilizarse abreviaturas o símbolos cuyo significado no sea preciso con arreglo a la ley, el reglamento o la práctica mercantil de general aplicación." También es posible que tengamos que añadir movimientos en las cuentas de mayor que faltan, o eliminar movimientos sobrantes.
En la próxima sesión realizaremos un caso práctico de elaboración de un balance de comprobación, partiendo de unos datos contables dados. Para entonces nos vemos, y saludos.

sábado, 20 de octubre de 2012

Sesión 16: El asiento, qué es y cómo se representa. Método para elaborarlo

El asiento no es más que la representación de un hecho contable a través del método de partida doble.

El lector se preguntará ¿en qué consiste el método de partida doble?. La respuesta a la pregunta es que este método se basa en representar cada anotación del hecho contable y su contrapartida. Es importante señalar que partimos de la base de que en todas las operaciones económicas realizadas por una empresa han de intervenir al menos dos elementos patrimoniales, ya que en aquéllas ha de existir por una parte un origen o recurso de la operación, y por otra un empleo o aplicación de dicho recurso. Lo último explicado implica la existencia de dos cuentas como mínimo en los asientos.

Por ejemplo, imaginemos una compra de mercaderías a crédito. En este hecho contable intervienen dos elementos patrimoniales: el gasto que asumimos al adquirir las mercaderías, representado por la cuenta (600) compra de mercaderías, y la deuda que a partir de este momento tendremos con el proveedor por dicho gasto, representado por la cuenta (400) proveedores. Como bien podemos observar, realizamos el gasto en las mercaderías (aplicación del recurso), y en contrapartida tendremos una deuda a corto plazo con el proveedor (recurso de la operación) al no pagar supuestamente la compra en la fecha que nos llega el pedido.

Otro ejemplo, por si no nos ha quedado claro, si la empresa compra un vehículo de transporte, el cual pagaremos al proveedor del mismo dentro de 2 años en cuatro plazos, ¿qué elementos patrimoniales intervienen en este hecho contable?. Pues el vehículo de transporte representado por la cuenta (218) Elementos de transporte, y la deuda a 2 años que mantendremos de momento con el proveedor del vehículo, representado por la cuenta (173) Proveedores de inmovilizado a largo plazo. Por tanto hemos realizado una inversión en el vehículo citado (aplicación del recurso), y en contrapartida hemos incorporado este activo en nuestro patrimonio a través de una financiación a largo plazo que nos propuso la empresa que nos vendió el vehículo (origen del recurso).

¿Cómo se representa el asiento? Lo podemos observar claramente a continuación:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Como ocurre en la representación de las cuentas, la parte izquierda se denomina debe y la parte derecha haber. En todo caso, se ha de cumplir que la suma de los importes anotados en el debe del asiento sea igual a la suma de los importes registrados en el haber del mismo.

¿Cómo se realiza un asiento? Para realizar el asiento y colocar debidamente las cuentas en el mismo, debemos seguir las mismas normas ya explicadas para registrar los movimientos de las cuentas (convenio de funcionamiento de las cuentas), haciendo un repaso general:

Cuentas a anotar en el debe del asiento
  • Activos que aumenten.
  • Pasivos y netos que disminuyan.
  • Gastos.
Cuentas a anotar en el haber del asiento
  • Activos que disminuyan.
  • Pasivos y netos que aumenten.
  • Ingresos.

Podemos seguir de forma general los siguientes pasos para realizar un asiento:
Primer paso: identificar las cuentas que intervienen en el hecho contable.
Segundo paso: Hemos de saber qué tipo de cuentas hemos identificado, es decir, si son de activo, pasivo, neto, ingreso o gasto.
Tercer paso: colocar debidamente en el debe y el haber del asiento las cuentas que correspondan del hecho contable con sus importes respectivos. Os remito a la explicación del párrafo anterior para que no haya errores en la colocación de las cuentas, habiendo de seguir básicamente las normas del convenio de funcionamiento de cuentas ya explicado en sesiones anteriores.

EJEMPLO PRÁCTICO DE REALIZACIÓN DE ASIENTOS

La empresa IBÉRICOS S.L. dedicada a la comercialización de todo tipo de jamones, realiza las siguientes operaciones económicas en el mes de enero de 2010:
  • El 3 de enero se compra una partida de jamones a crédito, por importe de 10.500 euros.
  • El 6 de enero se compran dos camiones para el reparto de los jamones a los clientes, por importe de 15.200 euros cada uno. La mitad de la compra se paga con talón bancario, el resto se deja a deber al proveedor de inmovilizado durante un plazo de 3 años.
  • El 10 de enero llegó la factura de la gestoría que trabaja la contabilidad y fiscalidad de la empresa. El importe de la factura asciende a 485 euros, que quedan pendientes de pago.
  • El 14 de enero se paga por la caja de la empresa la factura anterior.
  • El 17 de enero se paga por transferencia bancaria el alquiler de uno de los almacenes donde se ubican los jamones próximos a repartir, el importe del recibo mensual asciende a 550 euros.
  • El 21 de enero compramos un ordenador para la oficina de la empresa, por importe de 625 euros, que se paga íntegramente por cheque bancario.
  • El 24 de enero se paga la cuarta parte de la compra de jamones que realizamos el 3 de enero, por transferencia bancaria.
  • El 25 de enero se venden jamones a crédito, por importe de 52.500 euros.
  • El 27 de enero se paga por banco la factura de la electricidad y la del agua de la empresa, por importes de 925 y 500 euros respectivamente.
  • El 28 de enero se cobra por caja 500 euros a los clientes que nos compraron jamones el día 25 de enero.
  • El 31 de enero se pagan mediante cheque bancario los salarios del mes de enero al personal de la empresa, el importe total asciende a 27.800 euros.
  • El 31 de enero cobramos a los clientes el saldo pendiente de la venta con fecha de 25 de enero, 41.000 euros por transferencia bancaria y el resto por caja.
Se pide: contabilizar todas las operaciones descritas del mes de enero, realizando los asientos correspondientes y anotando todos los movimientos en las cuentas que intervengan.

Solución:
Para realizar los asientos contables, hemos de tener en cuenta el convenio de funcionamiento de cuentas, para aplicarlo según el enunciado de cada hecho contable, a continuación os describo el razonamiento mental que hemos de seguir:
  • 3 de enero: intervienen los elementos patrimoniales "compra de mercaderías" como gasto que se origina por el debe, y "proveedores" como pasivo que se genera por el haber.
  • 6 de enero: intervienen los elementos "elementos de transporte" como activo que se origina por el debe, "bancos" como activo que disminuye por el haber, y proveedores de inmovilizado a largo plazo" como pasivo que aumenta por el haber.
  • 10 de enero: intervienen los elementos "servicios profesionales independientes" como gasto que se origina por el debe, y "acreedores por prestaciones de servicios" como pasivo que se origina por el haber.
  • 14 de enero: intervienen los elementos "acreedores por prestaciones de servicios" como pasivo que disminuye por el debe, y "caja" como activo que disminuye por el haber.
  • 17 de enero: intervienen los elementos "arrendamientos y cánones" como gasto que se genera por el debe, y "bancos" como activo que disminuye por el haber.
  • 21 de enero: actúan los elementos "equipos para procesos de información" como activo que se origina por el debe, y "bancos" como activo que disminuye por el haber.
  • 24 de enero: actúan los elementos "proveedores" como pasivo que disminuye por el debe, y "bancos" como activo que disminuye por el haber.
  • 25 de enero: intervienen los elementos "clientes" como activo que se origina por el debe, y "ventas de mercaderías" como ingreso que se genera por el haber.
  • 27 de enero: intervienen los elementos "suministros" como gasto que se genera por el debe, y "bancos" como activo que disminuye por el haber.
  • 28 de enero: actúan los elementos "caja" como activo que se origina por el debe, y "clientes" como activo que disminuye por el haber.
  • 31 de enero: actúan los elementos "sueldos y salarios" como gasto que se genera por el debe, y "bancos" como activo que disminuye por el haber.
  • 31 de enero: actúan los elementos "bancos" y "caja" como activos que aumentan por el debe, y "clientes" como activo que disminuye por el haber.
Por tanto, los asientos ya realizados quedarían de la siguiente manera, os recomiendo que pinchéis el enlace de la imagen para visualizarla mejor:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Y los movimientos de todas las cuentas que han intervenido en los asientos son los siguientes, pinchar por favor en el enlace de la imagen para poder verla ampliada:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

¿A que no es tan difícil?. De todos modos, cualquier duda me consultáis. En la siguiente sesión analizaremos lo que es en contabilidad el libro diario, libro mayor y el balance de comprobación de sumas y saldos, haciendo incapié en la utilidad práctica de cada uno. Hasta entonces y saludos.

domingo, 14 de octubre de 2012

Sesión 15: Descripción de los grupos de cuentas 6 (gastos) y 7 (ingresos) del PGC

Vamos a finalizar las definiciones de grupos de cuentas con las cuentas de gastos e ingresos, a continuación los desglosamos:

GRUPO 6: COMPRAS Y GASTOS
Aprovisionamientos de mercaderías y demás bienes adquiridos por la empresa para revenderlos, bien sea sin alterar su forma o sustancia, o previo sometimiento a procesos industriales de adaptación, transformación o construcción. Comprende también todos los gastos del ejercicio, incluidas las adquisiciones de servicios y de materiales consumibles, la variación de existencias adquiridas y otros gastos y pérdidas del ejercicio.
60. COMPRAS
600. Compras de mercaderías
601. Compras de materias primas
602. Compras de otros aprovisionamientos
607. Trabajos realizados por otras empresas
Las primeras cuentas descritas comprenden el aprovisionamiento de bienes incluidos respectivamente en los subgrupos 30 (comerciales), 31 (materias primas) y 32 (otros aprovisionamientos) del Plan General Contable, y la cuenta 607 engloba los trabajos que, formando parte del proceso de producción propia, se encarguen a otras empresas.
62. SERVICIOS EXTERIORES
Servicios de naturaleza diversa adquiridos por la empresa, no incluidos en el subgrupo 60 o que no formen parte del precio de adquisición del inmovilizado o de las inversiones financieras a corto plazo.
620. Gastos de investigación y desarrollo del ejercicio
621. Arrendamientos y cánones
622. Reparaciones y conservación
623. Servicios profesionales independientes
624. Transportes
625. Primas de seguro
626. Servicios bancarios y similares
627. Publicidad, propaganda y relaciones públicas
628. Suministros
629. Otros servicios
63. TRIBUTOS
630. Impuesto sobre beneficios
Importe del impuesto sobre beneficios devengado en el ejercicio.
631. Otros tributos
Importe de los tributos de los que la empresa es contribuyente y no tengan asiento específico en otras cuentas de este subgrupo o en la cuenta 477.
64. GASTOS DE PERSONAL
Retribuciones al personal, cualesquiera que sea la forma o el concepto por el que se satisfacen; cuotas de la Seguridad Social a cargo de la empresa y los demás gastos de carácter social.
640. Sueldos y salarios
Remuneraciones fijas o eventuales, al personal de la empresa.
641. Indemnizaciones
Cantidades que se entregan al personal de la empresa para resarcirle de un daño o perjuicio. Se incluyen específicamente en esta cuenta las indemnizaciones por despido y las jubilaciones anticipadas.
642. Seguridad Social a cargo de la empresa
Cuotas de la empresa a favor de los organismos de la Seguridad Social por las diversas prestaciones que éstos realizan.
649. Otros gastos sociales
Gastos de naturaleza social realizados en cumplimiento de una disposición legal o voluntariamente por la empresa. Se citan, a título indicativo, las subvenciones a economatos y comedores; sostenimiento de escuelas e instituciones de formación profesional; becas para estudio; primas por contratos de seguros sobre la vida, accidentes, enfermedad, etc., excepto las cuotas de la Seguridad Social.
66. GASTOS FINANCIEROS
661. Intereses de obligaciones y bonos
Importe de los intereses devengados durante el ejercicio correspondientes a la financiación ajena instrumentada en valores representativos de deuda.
662. Intereses de deudas
Importe de los intereses de los préstamos recibidos y otras deudas pendientes de amortizar.
665. Intereses por descuento de efectos y operaciones de "factoring"
Intereses en las operaciones de descuento de letras y otros efectos, así como las operaciones de "factoring" en las que la empresa retiene sustancialmente los riesgos y beneficios de los derechos de cobro.
668. Diferencias negativas de cambio
Pérdidas producidas por modificaciones del tipo de cambio en partidas monetarias denominadas en moneda extranjera.
669. Otros gastos financieros
Gastos de naturaleza financiera no recogidos en otras cuentas de este subgrupo.
67. PÉRDIDAS PROCEDENTES DE ACTIVOS NO CORRIENTES Y GASTOS EXCEPCIONALES
670. Pérdidas procedentes del inmovilizado intangible
671. Pérdidas procedentes del inmovilizado material
Las dos cuentas anteriores registran respectivamente las pérdidas producidas en la enajenación del inmovilizado intangible y material o por su baja del activo, como consecuencia de pérdidas irreversibles de dichos activos.
678. Gastos excepcionales
Pérdidas y gastos de carácter excepcional y cuantía significativa que atendiendo a su naturaleza no deban contabilizarse en otras cuentas del grupo 6. A título indicativo se señalan los siguientes: los producidos por inundaciones, sanciones y multas, incendios, etc.

GRUPO 7: VENTAS E INGRESOS
Enajenación de bienes y prestación de servicios que son objeto del tráfico de la empresa; comprenden también otros ingresos, variación de existencias y beneficios del ejercicio.
70. VENTAS DE MERCADERÍAS, DE PRODUCCIÓN PROPIA, DE SERVICIOS, ETC.
700. Ventas de mercaderías
701. Ventas de productos terminados.
702. Ventas de productos semiterminados
703. Ventas de subproductos y residuos
704. Ventas de envases y embalajes
705. Prestaciones de servicios
Las cuentas anteriores registran transacciones, con salida o entrega de los bienes o servicios objeto de tráfico de la empresa, mediante precio.
73. TRABAJOS REALIZADOS POR LA EMPRESA
Contrapartida de los gastos realizados por la empresa para su inmovilizado, utilizando sus equipos y personal, que se activan.
730. Trabajos realizados para el inmovilizado intangible
731. Trabajos realizados para el inmovilizado material
733. Trabajos realizados para el inmovilizado material en curso
74. SUBVENCIONES, DONACIONES Y LEGADOS
740. Subvenciones, donaciones y legados a la explotación
Las recibidas de las Administraciones Públicas, empresas o particulares al objeto, por lo general para asegurar una rentabilidad mínima o compensar "déficit" de explotación del ejercicio o de ejercicios previos.
746. Subvenciones, donaciones y legados de capital transferidos al resultado del ejercicio
Importe traspasado al resultado del ejercicio de las subvenciones, donaciones y legados de capital.
75. OTROS INGRESOS DE GESTIÓN
752. Ingresos por arrendamientos
Los devengados por el alquiler o arrendamiento operativo de bienes muebles o inmuebles cedidos para el uso o la disposición por terceros.
754. Ingresos por comisiones
Cantidades fijas o variables percibidas como contraprestación a servicios de mediación realizados de manera accidental. Si la mediación fuera el objeto principal de la actividad de la empresa, los ingresos por este concepto se registrarán en la cuenta 705.
755. Ingresos por servicios al personal
Ingresos por servicios diversos, tales como economatos, comedores, transportes, viviendas, etc., facilitados por la empresa a su personal.
759. Ingresos por servicios diversos
Los originados por las prestación eventual de ciertos servicios a otras empresas o particulares. Se citan, a modo de ejemplo, los de transporte, reparaciones, asesorías, informes, etc.
76. INGRESOS FINANCIEROS
760. Ingresos de participaciones en instrumentos de patrimonio
Rentas a favor de la empresa, devengadas en el ejercicio, provenientes de participaciones en instrumentos de patrimonio, es decir, generadas por la posesión de acciones de otras empresas.
761. Ingresos de valores representativos de deuda
Intereses de valores de renta fija (obligaciones, bonos, etc.) a favor de la empresa, devengados en el ejercicio.
762. Ingresos de créditos
Importe de los intereses de préstamos y otros créditos, devengados en el ejercicio.
768. Diferencias positivas de cambio
Beneficios producidos por modificaciones del tipo de cambio en partidas monetarias denominadas en moneda extranjera.
769. Otros ingresos financieros
Ingresos de naturaleza financiera no recogidos en otras cuentas de este subgrupo.
77. BENEFICIOS PROCEDENTES DE ACTIVOS NO CORRIENTES E INGRESOS EXCEPCIONALES
770. Beneficios procedentes del inmovilizado intangible
771. Beneficios procedentes del inmovilizado material
Las dos cuentas anteriores registran respectivamente los beneficios producidos en la enajenación del inmovilizado intangible y material.
778. Ingresos excepcionales
Beneficios e ingresos de carácter excepcional y cuantía significativa que atendiendo a su naturaleza no deban contabilizarse en otras cuentas del grupo 7. Se incluirán, entre otros, los procedentes de aquellos créditos que en su día fueron amortizados por insolvencias firmes.

Otra cosa que os quería comentar con respecto a los grupos de cuentas del PGC, si ya habéis ojeado los grupos de cuentas del PGC normal (no el de pymes) habréis observado que tiene 9 grupos de cuentas en vez de los siete que contempla el PGC pymes, es decir, contempla los mismos grupos de cuentas que el de pymes más el grupo 8 (gastos imputados al patrimonio neto) y el grupo 9 (ingresos imputados al patrimonio neto). No os preocupéis de momento por esos grupos de cuentas, que analizaremos sus definiciones y funcionamiento en un blog de contabilidad avanzada que en un futuro crearé y redactaré.

En la próxima sesión veremos lo que es un asiento contable, representación, forma de confeccionarlo y ejemplos al respecto, para tener también este tema claro. Hasta la próxima, amigos lectores.

sábado, 6 de octubre de 2012

Sesión 14: Descripción de los grupos de cuentas 4 y 5 del Plan General Contable

Pues nada, seguimos describiendo las cuentas más utilizadas del Plan General Contable, siguiendo la sesión anterior:

GRUPO 4: ACREEDORES Y DEUDORES POR OPERACIONES DE TRÁFICO
Instrumentos financieros y cuentas que tengan su origen en el tráfico de la empresa, así como las cuentas con las Administraciones Públicas, incluso las que correspondan a saldos con vencimiento superior a un año.
40. PROVEEDORES
400. Proveedores
Deudas con suministradores de mercancías y de los demás bienes definidos en el grupo 3. En esta cuenta se incluirán las deudas con suministradores de servicios utilizados en el proceso productivo. Figurará en el pasivo corriente del balance.
401. Proveedores, efectos comerciales a pagar
Deudas con proveedores, formalizadas en efectos de giro aceptados. Figurará en el pasivo corriente del balance.
41. ACREEDORES VARIOS
410. Acreedores por prestaciones de servicios
Deudas con suministradores de servicios que no tienen la condición estricta de proveedores. Figurará en el pasivo corriente del balance.
411. Acreedores, efectos comerciales a pagar
Deudas con suministradores de servicios que no tienen la condición estricta de proveedores, formalizadas en efectos de giro aceptados. Figurará en el pasivo corriente del balance.
43. CLIENTES
430. Clientes
Créditos con compradores de mercaderías y demás bienes definidos en el grupo 3, así como con los usuarios de los servicios prestados por las empresa, siempre que constituyan una actividad principal. Figurará en el activo corriente del balance.
431. Clientes, efectos comerciales a cobrar
Créditos con clientes, formalizados en efectos de giro aceptados. Figurará en el activo corriente del balance.
436. Clientes de dudoso cobro
Saldos con clientes, incluidos los formalizados en efectos de giro o los cedidos en operaciones de "factoring" en los que la empresa retiene sustancialmente los riesgos o beneficios de derechos de cobro, en los que concurran circunstancias que permitan razonablemente su calificación como de dudoso cobro. Figurará en el activo corriente del balance.
44. DEUDORES VARIOS
440. Deudores
Créditos con compradores de servicios que no tienen la condición estricta de clientes y con otros deudores de tráfico no incluidos en otras cuentas de este grupo. Figurará en el activo corriente del balance.
441. Deudores, efectos comerciales a cobrar
Créditos con deudores, formalizados en efectos de giro aceptados. Figurará en el activo corriente del balance.
446. Deudores de dudoso cobro
Saldos de deudores comprendidos en este subgrupo, incluidos los formalizados en efecto de giro, en los que concurran circunstancias que permitan razonablemente su calificación como de dudoso cobro. Figurará en el activo corriente del balance.
47. ADMINISTRACIONES PÚBLICAS
470. Hacienda Pública, deudora por diversos conceptos
Subvenciones, compensaciones, desgravaciones, devoluciones de impuestos y, en general, cuantas percepciones sean debidas por motivos fiscales o de fomento realizadas por las Administraciones Públicas, excluida la Seguridad Social. Figurará en el activo del balance.
471. Organismos de la Seguridad Social, deudores
Créditos a favor de la empresa, de los diversos organismos de la Seguridad Social, relacionados con las prestaciones sociales que ellos efectúan. Figurará en el activo del balance.
475. Hacienda Pública, acreedora por conceptos fiscales
Tributos a favor de las Administraciones Públicas pendientes de pago, tanto si la empresa es contribuyente como si es sustituto del mismo o retenedor. Figurará en el pasivo del balance.
476. Organismos de la Seguridad Social, acreedores
Deudas pendientes con organismos del Seguridad Social como consecuencia de las prestaciones que éstos realizan. Figurará en el pasivo del balance.

GRUPO 5: CUENTAS FINANCIERAS
Instrumentos financieros por operaciones no comerciales, es decir, por operaciones ajenas al tráfico cuyo vencimiento, enajenación o realización se espera habrá de producirse en un plazo no superior a un año y medios líquidos disponibles.
52. DEUDAS A CORTO PLAZO POR PRÉSTAMOS RECIBIDOS Y OTROS CONCEPTOS
Las cuentas de este subgrupo figurarán en el pasivo corriente del balance.
520. Deudas a corto plazo con entidades de crédito
Las contraídas con entidades de crédito por préstamos recibidos y otros débitos, con vencimiento no superior a un año.
521. Deudas a corto plazo
Las contraídas con terceros por préstamos recibidos y otros débitos no incluidos en otras cuentas de este subgrupo.
523. Proveedores de inmovilizado a corto plazo
Deudas con suministradores de bienes definidos en el grupo 2 (activo no corriente), con vencimiento no superior a un año.
525. Efectos a pagar a corto plazo
Deudas contraídas por préstamos recibidos y otros débitos instrumentadas mediante efectos de giro, incluidas aquéllas que tengan su origen en suministros de bienes de inmovilizado.
54. OTRAS INVERSIONES FINANCIERAS A CORTO PLAZO
540. Inversiones financieras a corto plazo en instrumentos de patrimonio
Inversiones a corto plazo en derechos sobre el patrimonio neto (acciones con o sin cotización oficial en un mercado regulado u otros valores). Figurará en el activo corriente del balance.
541. Valores representativos de deuda a corto plazo
Inversiones a corto plazo, por suscripción o adquisición de obligaciones, bonos u otros valores de renta fija. Figurará en el activo corriente del balance.
542. Créditos a corto plazo
Los préstamos y otros créditos no comerciales concedidos a terceros, incluidos los formalizados mediante efectos de giro, figurará en el activo corriente del balance.
543. Créditos a corto plazo por enajenación de inmovilizado
Créditos con terceros cuyo vencimiento no sea superior a un año, con origen en operaciones de enajenación de inmovilizado. Figurará en el activo corriente del balance.
548. Imposiciones a corto plazo
Saldos favorables en Bancos e instituciones de crédito formalizados por medio de "cuenta a plazo" o similares, con vencimiento no superior a un año y de acuerdo con las condiciones que rigen para el sistema financiero. Figurará en el activo corriente del balance.
57. TESORERÍA
570. Caja, euros
Disponibilidad de medios líquidos en caja. Figurará en el activo corriente del balance.
572. Bancos e instituciones de crédito c/c vista, euros
Saldos a favor de la empresa, en cuentas corrientes a la vista y de ahorro de disponibilidad inmediata en Bancos e instituciones de crédito. Figurará en el activo corriente del balance.

Con estos dos grupos de cuentas, ya hemos descrito todas las cuentas de balance, es decir, todas las cuentas pertenecientes a los grupos del 1 al 5. Las cuentas que formen parte de estos grupos habrán de colocarse en el balance de situación de la empresa, realizado a una fecha determinada. En la siguiente sesión expondremos básicamente los grupos de cuentas de gastos e ingresos. Sé que para vosotros, amigos lectores de este blog, pueden resultar algo tediosos estos últimos artículos contables, pero no tengo más remedio que hacer que analicéis bien los grupos de cuentas y su descripción, para que os vayáis familiarizando con éstas y os sea más fácil la realización de los distintos supuestos contables. Saludos, y hasta la próxima.