domingo, 16 de septiembre de 2012

Sesión 10: La cuenta. El convenio de funcionamiento de las cuentas de activo, pasivo y neto

Como vimos en la sesión anterior, los hechos contables siempre variarán de una forma u otra el patrimonio de la empresa, y que en consecuencia el balance de situación realizado en distintos momentos del tiempo puede ser distintos si se han producido dichos hechos. Por tanto, podríamos hacernos la siguiente pregunta: ¿Tendremos como contables que realizar un nuevo balance de situación cada vez que se produzca un hecho contable? La respuesta es no de forma clara, ya que los hechos contables que se producen a lo largo del ejercicio en una empresa suelen ser numerosos, y por tanto, reelaborar el balance cada vez que se produzca un nuevo hecho contable sería un trabajo demasiado costoso tanto en tiempo como en dinero para la empresa.

Para solucionar este problema vamos a utilizar un herramienta contable denominada cuenta. Las cuentas son registros en los que se anotan las modificaciones producidas en cada elemento patrimonial debidas a los hechos contables. De este modo, siempre sabremos el valor del elemento patrimonial tanto al principio como al final del ejercicio económico, y todas las variaciones que haya experimentado dicho valor a lo largo del mismo. Las cuentas, si nos referimos a la masa patrimonial a la que pertenece el elemento patrimonial que representa, se clasifican en: cuentas de activo, cuentas de pasivo y cuentas de patrimonio neto.

Cada cuenta ha de denominarse por el nombre del elemento patrimonial al que representa, dicha denominación viene reflejada en el Plan General Contable al objeto de normalizar las denominaciones de cuentas en las contabilidades de las distintas empresas. Así, a modo de ejemplo, la cuenta que recoge los locales y naves de la empresa se denomina "Construcciones", o la cuenta que recoge los derechos de cobro sobre compradores de nuestras mercaderías se denomina "Clientes".

En cuanto a la estructura de una cuenta, ésta adopta una forma esquemática de forma de T. Como podemos  ver en la siguiente figura, a la parte izquierda de la cuenta se le denomina debe, y a la parte derecha haber y en la parte superior de la misma se escribirá su denominación.

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Con respecto a las operaciones normalmente se realizan con las cuentas, vamos a hacer referencia a una serie de términos que es conveniente que conozcamos:
  • Abrir una cuenta: se refiere a preparar una nueva cuenta para poder representar en la misma el movimiento habido en el valor de un nuevo elemento patrimonial que se incorpora al patrimonio de la empresa, y los posibles movimientos posteriores. 
  • Asentar: Indica el apunte en una cuenta del movimiento que se haya generado en la misma.
  • Adeudar, debitar o cargar una cuenta: Realizar una anotación en el debe de una cuenta. 
  • Acreditar, datar o abonar una cuenta: Registrar un apunte en el haber de la cuenta. 
  • Sumas deudoras: la suma propiamente dicha de todas las anotaciones que aparecen en la parte del debe de una cuenta. 
  • Sumas acreedoras: suma de todos los apuntes que aparecen en la parte del haber de la cuenta.
  • Saldo de una cuenta: Diferencia entre las sumas deudoras y acreedoras de una cuenta. De este modo, si ΣD > ΣH = Saldo deudor, y si ΣH > ΣD = Saldo acreedor. En caso de que ΣD = ΣH, el saldo será nulo.
  • Saldar una cuenta: implicará la realización de un apunte en la cuenta de modo que el saldo final sera cero. 
  • Cerrar una cuenta: se refiere a la realización de una anotación en la cuenta de modo que no pueda registrarse nada más en ella a partir de ese instante.
A continuación, vamos a ver un par de ejemplos de cómo aplicar en la práctica algunos de los términos que acabamos de ver, en dos cuentas en particular, una de activo (Bancos) y otra de pasivo (Proveedores):

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Bueno, pues en un principio tras lo expuesto ya sabemos el por qué de la necesidad de la cuenta, los valores que va a recoger, su representación y sus clases. Pero, ¿cuándo una anotación en una cuenta se realizará en el debe? o, ¿cúando se realizará en el haber?. Estas preguntas tienen respuesta en los siguientes criterios a seguir:
  • Cuentas de activo: todos los apuntes que supongan un nacimiento o incremento del valor de dichas cuentas se realizarán en el debe, y aquéllos que supongan una disminución de las mismas se efectuarán en el haber.
  • Cuentas de pasivo y patrimonio neto:  todos los apuntes que supongan un nacimiento o incremento del valor de dichas cuentas se realizarán en el haber, y aquéllos que supongan una disminución de las mismas se efectuarán en el debe.
Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

En la próxima sesión veremos ejemplos de todo lo explicado sobre la cuenta para que quede totalmente claro. Hasta entonces y saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario