lunes, 31 de diciembre de 2012

Sesión 24: Corrección valorativa de las existencias. Depreciación irreversible

Según el principio contable de prudencia (1ª parte del Plan General Contable, apartado 3º principios contables), "...únicamente se contabilizarán los beneficios obtenidos hasta la fecha de cierre del ejercicio. Por el contrario, se deberán tener en cuenta todos los riesgos, con origen en el ejercicio o en otro anterior, tan pronto sean conocidos...", esto que nos dice el Plan implica que los ingresos reales y "no previsibles" se registrarán contablemente, y en el caso de los gastos no sólo se contabilizarán los reales y efectivos, sino también los "previsibles o estimables por la empresa". En el caso concreto de las existencias, éstas podrían tener posibles pérdidas de valor, es decir, depreciaciones que habría que registrar contablemente como gastos tanto si son previsibles como si no lo son, de este modo, corregimos el valor de aquéllas. Las depreciaciones pueden ser de dos tipos: irreversibles y reversibles. En esta sesión nos vamos a centrar en las irreversibles.

Las depreciaciones irreversibles son pérdidas de valor absolutas, es decir, no se pueden recuperar. Esto normalmente ocurre en el caso de las existencias cuando faltan unidades físicas, o cuando las mismas están deterioradas total o parcialmente por algún motivo. A continuación, vamos a ver con un ejemplo cómo se contabilizan estas depreciaciones.

Ejemplo: La empresa tras realizar el inventario final extracontable al final del ejercicio 2010, obtiene que el valor de las mercaderías asciende a 1.480 €. Según nuestra ficha de almacén, el importe de las mercaderías al final del ejercicio asciende a 1.550 €, esta diferencia se debe a que varias unidades se han extraviado. A inicios del año hemos partido de mercaderías cuyo valor ascendió a 2.300 €.

Se pide: realizar las anotaciones contables que procedan al final del ejercicio 2010, partiendo de la información dada, teniendo en cuenta estas dos hipótesis:
  • Hipótesis A: que hayamos realizado el registro contable de la variación de existencias antes de realizar el inventario final.
  • Hipótesis B: que no hayamos realizado todavía el registro contable de la variación de existencias una vez realizado el inventario final.
Solución:

Hipótesis A:

Se supone que hayamos hecho el registro contable de la variación de existencias sin saber las mercaderías reales existentes en almacén, teniendo en cuenta solamente los datos de la ficha de almacén. Por la baja del valor de las existencias iniciales:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Por la incorporación al balance del valor de las existencias finales según la ficha de almacén:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Si ahora realizáramos el inventario final (recuento físico), resulta que el valor real de las mercaderías es 1.480 €, inferior al que figuraba en nuestra ficha de almacén por el extravío o pérdida de varias unidades, con lo cual debemos hacer el siguiente ajuste contable:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

y así el mayor de la cuenta (300) Mercaderías ya reflejaría el saldo correcto de 1.480 €:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Como podemos ver, la diferencia entre lo que deberíamos tener en almacén si no se hubieran perdido unidades (1.550 €) y lo que tenemos realmente en el mismo (1.480 €), se contabiliza como gasto corriente del ejercicio, y evidentemente el saldo de la cuenta de Mercaderías disminuirá dicha diferencia (70 €).

Si esta pérdida de unidades hubiera sido de una cuantía significativa y por una causa de carácter excepcional (por ejemplo, que se queme el almacén), el gasto se hubiera contabilizado en la cuenta (678) Gastos excepcionales.

Hipótesis B:

Sabemos el importe real de las mercaderías al final del ejercicio tras hacer el recuento físico, y todavía no hemos hecho el ajuste contable por variación de existencias, con lo cual podríamos tomar directamente el valor del recuento físico en lugar del importe que figura en la ficha de almacén, por tanto, por la baja del importe de las mercaderías iniciales:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Por la incorporación al balance del valor de las mercaderías finales:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Con lo cual, tras realizar estos asientos, el saldo de la cuenta (300) Mercaderías es 1.480 € (deudor), y éste es el que debería figurar en el balance ya que es el valor real de nuestras existencias a final de año. Pero recordando de la anterior hipótesis la pérdida de 70 € por el extravío de varias unidades físicas, ¿donde figura en este caso dicha pérdida?, ¿no la hemos contabilizado realmente?. La respuesta a esta pregunta es que la pérdida va inmersa en este caso en la variación de existencias realizada, con lo cual no es necesario hacer otro ajuste contable para reflejar dicha pérdida. Observemos detenidamente cómo quedan tras todos los ajustes contables los mayores de las cuentas de gasto en ambas hipótesis:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

En ambos casos, traspasaríamos al resultado del ejercicio por la variación de las mercaderías un gasto de 820 €, con lo cual ambas formas de contabilizar la depreciación de aquéllas son correctas. Personalmente me decantaría por contabilizar siempre la depreciación irreversible de las mercaderías tal como lo hemos hecho en la hipótesis A, incluso sabiendo de antemano el valor real de las mercaderías tras el recuento físico antes de realizar el ajuste contable por variación de existencias, ya que de este modo la contabilidad de la empresa nos da una información más clara y precisa de que ha habido una pérdida de unidades de mercaderías al no coincidir los datos reales del inventario con los de la ficha de almacén.

En la sesión próxima veremos la corrección valorativa de las existencias originada por depreciaciones reversibles, los denominados deterioros de valor de las existencias. Hasta entonces y feliz año, éste es el último artículo contable de 2012, dada la fecha en que ya estamos.

jueves, 27 de diciembre de 2012

Sesión 23: La variación de existencias

La variación de existencias se trata de otro ajuste contable que hay que realizar a la hora de regularizar la contabilidad al cierre del ejercicio. La realización de este ajuste contable se justifica por el propio funcionamiento de las cuentas del grupo 3 de Existencias. Según el Plan General Contable, parte quinta (Definiciones y relaciones contables), estas cuentas sólo funcionarán con motivo del cierre del ejercicio. Esto implica que, al inicio del ejercicio, partiremos de un saldo "X" en la cuenta de existencias correspondiente, y al finalizar el ejercicio, seguiremos teniendo el mismo saldo en la cuenta ya referida. Las compras y las ventas de existencias deberían haberse registrado en las cuentas respectivas de gastos e ingresos. En consecuencia, si durante el ejercicio se han realizado frecuentemente compras y ventas de existencias, sería rarísimo, por no decir casi imposible, que tuviéramos al cierre del año el mismo saldo "X" inicial en la cuenta de existencias. De ahí que, por el razonamiento anterior, a parte de que el plan obliga a ello, tendremos que hacer un ajuste contable de manera que en la cuenta de existencias referida se refleje el saldo real a final del ejercicio.

Para saber el saldo real de las existencias finales, la empresa deberá realizar un inventario final extracontable de aquéllas (no importa que hayamos realizado la ficha de almacén, documento donde se registran las entradas y salidas de existencias). Vamos a exponer un ejemplo de todo lo ya explicado.

Ejemplo 1: La empresa tiene en su almacén a fecha de 1 de enero de 2008 mercaderías por valor de 1.500 €. Al cierre del ejercicio, tras realizar el inventario final, a la empresa le quedan mercaderías cuyo valor asciende a 1.800 €. Realizar el ajuste contable por variación de existencias al final del ejercicio.

Solución:

A 01/01/2008 tenemos:
(300) Mercaderías: 1.500 € (saldo deudor)

A 31/12/2008 tendremos:
(300) Mercaderías: 1.500 € (saldo deudor)

Como podemos ver, seguimos teniendo el mismo saldo en la cuenta de Mercaderías, pero el saldo que debería de aparecer a 31/12/2008 sería 1.800 €. Por tanto, según el Plan General Contable, realizamos dos asientos, el primero para dar de baja el valor de las existencias iniciales, con el cual la saldo de la cuenta de Mercaderías sería nulo:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

y haremos un segundo asiento para incorporar a nuestro balance el nuevo valor de las existencias finales:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

con lo cual, ahora si figura el saldo correcto en la cuenta de Mercaderías, es decir, 1.800 € como podremos comprobar en el Mayor de dicha cuenta:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

La cuenta (610) Variación de existencias de mercaderías podríamos considerarla como gasto al pertenecer al grupo 6 del Plan General Contable, pero esta cuenta en concreto no tiene por qué serlo. Las cuentas del subgrupo 61 de variación de existencias se imputan a resultados como gasto o ingreso dependiendo del saldo que tengan. Si el saldo es deudor, se traspasan como gastos del ejercicio a la cuenta de resultados, y si el saldo es acreedor (que es nuestro caso, siendo el saldo de 300 €) se imputa como ingreso a dicha cuenta. El mismo funcionamiento tendrán las cuentas del subgrupo 71, también de variación de existencias.

Resumiendo, el registro contable de la variación de existencias se hará como se muestra a continuación, dependiendo de las existencias con las que estemos trabajando. Por la baja del valor de las existencias iniciales se contabilizará:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Por la incorporación al balance del nuevo valor de las existencias al final del ejercicio se registrará:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Similares asientos para la regularización por variación de existencias habría que realizar también con las cuentas del subgrupo 71, que utilizaremos en el caso de que estemos trabajando con productos en curso, semiterminados, terminados y subproductos, residuos y materiales recuperados.

Ejemplo 2: Una empresa que se dedica a fabricar y comercializar productos químicos inicia el año 2009 con unas existencias de materias primas por valor de 2.350 €, y una serie de repuestos cuyo importe es de 3.050 €. Al cierre del año, tras la realización del inventario correspondiente, resulta que la empresa tiene repuestos por valor de 2.300 € y materias primas cuyo importe asciende a 2.500 €.
Se pide: Realizar las anotaciones contables necesarias con respecto al año 2009, incluyendo la determinación del resultado del ejercicio con los datos dados.

Solución:

Por la baja del valor de las existencias iniciales tanto de materias primas como de repuestos, al final del ejercicio:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Por la incorporación al balance del nuevo valor de las existencias de materias primas y repuestos, al final del ejercicio:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

El Mayor de las cuentas hasta el momento quedaría de la forma siguiente:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Como podemos comprobar del Mayor, las cuentas de Materias primas y Repuestos ya reflejan los saldos reales al cierre del ejercicio 2009. La cuenta (611) Variación de existencias de materias primas tiene un saldo acreedor de 150, por lo que se traspasará al dicho saldo al resultado del ejercicio como ingreso:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

La cuenta (612) Variación de existencias de otros aprovisionamientos refleja un saldo deudor de 750 €, por lo que se imputará al resultado del ejercicio como gasto:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Llegados a este punto, las cuentas (611) y (612) se habrán saldado, y la cuenta de Resultado del ejercicio nos quedará un saldo deudor de 600 €, por tanto si no hay más gastos e ingresos la empresa habrá generado pérdidas en el ejercicio.

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

En la próxima sesión expondremos los ajustes contables de regularización relativos a la depreciación irreversible de las existencias. Hasta entonces, amigos lectores.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Sesión 22: Métodos de determinación de la cuota a amortizar de un inmovilizado

En relación a los métodos de amortización, nada dice en particular el Plan General Contable, limitándose a establecer que la amortización se haga de manera sistemática y racional en función de la vida útil de los bienes y de su valor residual, atendiendo a la depreciación que normalmente sufran por su funcionamiento, uso y disfrute, sin perjuicio de considerar también la obsolescencia técnica o comercial que pudiera afectarlos (Norma de valoración 2ª Inmovilizado material, apartado 2.1 Amortización).

Los métodos de amortización utilizados en la práctica contable son los siguientes:
  • Método lineal o de cuota constante.
  • Método de los números dígitos o números naturales creciente.
  • Método de los números dígitos o números naturales decreciente.
  • Método decreciente del porcentaje constante sobre el valor pendiente de amortización.
El primer método ya fue expuesto en la sesión anterior, a continuación vamos a explicar los restantes.

MÉTODO DE LOS NÚMEROS DÍGITOS CRECIENTE

En este método se hallará la cuota de amortización (CA) a partir de una serie aritmética de primer término la unidad, último término la vida útil (Vu) y razón la unidad. A cada elemento de la serie aritmética lo denominaremos "dígito" (D). Por tanto, la expresión que nos permite determinar la CA es la siguiente:

CA = (BA · D) / SDR

siendo SDR la suma de los dígitos restantes por amortizar. Para el año 1 de amortización:
D = 1; SDR = 1 + 2 + 3 + .... + n; siendo n = Vu

Para el año 2 de amortización:
D = 2; SDR = 2 + 3 + ... + n

Y así sucesivamente hasta el año "n" de amortización:
D = n; SDR = n; por tanto la última cuota de amortización será igual a la base de amortización.

Vamos a exponer un ejemplo de aplicación de este método:

Ejemplo 1: Realizar el cuadro de amortización de una furgoneta empleada por una empresa en su actividad principal, se amortiza por el método de los números dígitos crecientes, siendo su vida útil de 3 años. Se adquirió por 12.500 €, con un valor residual nulo.

Solución:

Datos dados:
Padq. = 12.500; Vu = 3; Vr = 0

Año 1 de amortización:
Vc = 12.500 €; Vr = 0; BA = Vc - Vr = 12.500 €
SDR = 1 + 2 + 3 = 6; D = 1; CA = (12.500 · 1) / 6 = 2.083,33 €
AA = CA = 2.083,33 €

Año 2 de amortización:
Vc = Padq. - AA = 12.500 - 2.083,33 = 10.416,67; Vr = 0
BA = Vc - Vr = 10.416,67 €
SDR = 2 + 3 = 5; D = 3; CA = (10.416,67 · 2) / 5 = 4.166,67 €
AA = 2.083,33 + 4.166,67 = 6.250 €

Año 3 de amortización:
Vc = Padq. - AA = 12.500 - 6.250 = 6.250; Vr = 0
BA = Vc - Vr = 6.250 €
SDR = 3; D = 3; CA = (6.250· 3) / 3 = 6.250 €
AA = 6.250 + 6.250 = 12.500 €

Por tanto el cuadro de amortización que resulta de la furgoneta sería:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Como podemos observar en el cuadro, la cuota de amortización se ha ido incrementando con el transcurso de los años.

MÉTODO DE LOS NÚMEROS DÍGITOS DECRECIENTE

En este método, similar al anterior se hallará la cuota de amortización (CA) a partir de una serie aritmética de primer término la vida útil (Vu), último término la unidad y razón la unidad. A cada elemento de la serie aritmética también lo denominaremos "dígito" (D). La expresión que nos permite determinar la cuota de amortización es la misma que la del anterior método:

CA = (BA · D) / SDR

Para el año 1 de amortización:
D = n; SDR = n + (n-1) + (n-2) + ... + 3 + 2 + 1; siendo n = Vu

Para el año 2 de amortización:
D = n-1; SDR = (n-1) + (n-2) + ... + 3 + 2 + 1

Y así sucesivamente hasta el año "n" de amortización:
D = 1; SDR = 1; por tanto la última cuota de amortización será igual a la base de amortización.

Ejemplo 2: Partiendo de los mismos datos del ejemplo anterior, pero suponiendo un valor residual de 1.000 €, realizar el cuadro de amortización por el método de números dígitos decreciente. El tipo de actualización para el valor residual es del 4% anual.

Solución:

Datos dados:
Padq. = 12.500; Vu = 3; Vr = 1.000, i = 0,04

Actualizamos el valor residual al momento actual (momento 0):
Vr0 = 1.000 / (1+i)3 = 1.000 / (1,04)3 = 889 €

Año 1 de amortización:
Vr1 = 889 · (1 + i) = 889 · (1,04) = 924,56 €
Vc = 12.500 €
BA = Vc - Vr = 12.500 - 924,56 = 11.575,44 €
D = 3; SDR restante = 3 + 2 + 1 = 6
CA = (BA · D) / SDR = (11.575,44 · 3) / 6 = 5.787,72 €
AA = CA = 5.787,72 €

Año 2 de amortización:
Vr2 = 924,56 · (1 + i) = 924,56 · (1,04) = 961,54 €
Vc = Padq. - AA; Vc = 12.500 - 5.787,72 = 6.712,28 €
BA = Vc - Vr = 6.712,28 - 961,54 = 5.750,74 €
D = 2; SDR restante = 2 + 1 = 3
CA = (BA · D) / SDR = (5.750,74 · 2) / 3 = 3.833,83 €
AA = 5.787,72 + 3.833,83 = 9.621,55 €

Año 3 de amortización:
Vr3 = 961,54 · (1 + i) = 961,54 · (1,04) = 1.000 €
Vc = Padq. - AA; Vc = 12.500 - 9.621,55 = 2.878,45 €
BA = Vc - Vr = 2.878,45 - 1.000 = 1.878,45 €
D = 1; SDR restante = 1
CA = (BA · D) / SDR = (1.878,45· 1) / 1 = 1.878,45 €
AA = 9.621,55 + 1.878,45 = 11.500 €

En definitiva, el cuadro de amortización resultante quedaría así:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Del cuadro obtenido podemos deducir que en este método la cuota de amortización va disminuyendo con el paso de los años.

MÉTODO DECRECIENTE DEL PORCENTAJE CONSTANTE SOBRE EL VALOR PENDIENTE DE AMORTIZACIÓN

Si hacemos uso de este método, cada año el bien se amortizará una cantidad menor que la del año anterior, ya que la cuota se calcula en base a la cantidad pendiente de amortización, y ésta lógicamente cada año va siendo menor. Veamos cómo se aplica este método con los ejemplos expuestos a continuación.

Ejemplo 3: Una maquinaria de la empresa se adquirió por 3.500 €, se le estimó una vida útil de 4 años, y un valor residual nulo. Realizar el cuadro de amortización de este elemento patrimonial.

Solución:

Datos:
Padq. = 3.500; Vu = 4; Vr = 0

Primero hallamos el porcentaje a aplicar mediante la siguiente ecuación, solamente aplicable en el caso de que el valor residual sea nulo:

P = 100 años de base / Vu

donde P es el porcentaje a hallar por tanto P = 100 / 4 = 25%; y p = P/100 = 0,25 siendo "p" también el porcentaje pero expresado en número real, valor que realmente utilizamos para hallar la cuota de amortización.

Año 1 de amortización:
Vc = 3.500; BA = 3.500; CA = BA · p = 3.500 · 0,25 = 875 €; AA = 875 €

Año 2 de amortización:
Vc = 2.625; BA = 2.625; CA = BA · p = 2.625 · 0,25 = 656,25 €
AA = 875 + 656,25 = 1.531,25 €

Y así procederíamos al cálculo de la cuota año a año hasta que inmovilizado esté totalmente amortizado. El cuadro de amortización que se obtiene es el siguiente:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Como podemos observar en el cuadro, la base de amortización del último año ha de coincidir con la cuota de amortización, no aplicándose por tanto porcentaje alguno a la base de amortización.

Ejemplo 4: Un equipo informático con una vida útil de 3 años y un valor residual de 1.500 €, se adquirió por un importe de 14.000 €. Realizar el cuadro de amortización del dicho inmovilizado, sabiendo que el tipo de actualización del valor residual es el 4% anual.

Solución:

Datos dados:
Vu = 3; Vr = 1.500; Padq. = 14.000

En este caso, al ser el valor residual distinto de cero, el porcentaje a aplicar a la base de amortización se hallaría de la siguiente forma:

P = 1 - (Vr / VI)1/Vu

siendo VI el valor inicial el bien.

P = 1 - (1.500/14.000)1/3 = 52,5%; p = P/100 = 0,525

Actualizamos primero el valor residual al momento actual (momento 0):
Vr0 = 1.500 / (1,04)3 = 1.333,49

Y capitalizando los valores residuales a los años 1, 2, y 3 serían:
Vr1 = 1.333,49 · (1,04) = 1.386,83 €
Vr2 = 1.386,83 · (1,04) = 1.442,30 €
Vr3 = 1.442,30 · (1,04) = 1.500 €

Con lo cual ya podemos construir el cuadro de amortización tal como lo hicimos en el ejemplo anterior, únicamente tendremos en cuenta que las bases de amortización quedarán en este caso minoradas por el valor residual correspondiente obtenido.

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

En la siguiente sesión expondremos en qué consisten, porqué y cómo se hacen los ajustes contables por variación de existencias, que forman parte de la regularización contable. Hasta entonces amigos lectores.

jueves, 6 de diciembre de 2012

Sesión 21: La amortización contable. Conceptos básicos

Los elementos de inmovilizado, ya sean tangibles (maquinaria, construcciones, etc.) o intangibles (propiedad industrial, aplicaciones informáticas, etc.), generalmente están sometidos a una pérdida o disminución de valor que supone a la empresa un coste de los productos o servicios que son objeto de su actividad. Por tanto, la empresa debería reflejar contablemente ese gasto por la pérdida de valor antes mencionada.

Esta pérdida de valor de los elementos de inmovilizado, denominada depreciación, se debe fundamentalmente al paso del tiempo, su uso, a la obsolescencia o a cambios en su valor de mercado entre otras causas. Las depreciaciones pueden ser:
  • Reversibles: éstas pueden ser recuperadas en el futuro, al haberse recuperado los valores de mercado del inmovilizado (sería el caso de los deterioros de valor).
  • Irreversibles: son pérdidas que no se pueden recuperar.
Las depreciaciones irreversibles pueden ser a su vez, sistemáticas (como el caso de las amortizaciones) y extraordinarias (en caso de que el inmovilizado que nos quede totalmente inservible por incendios, inundaciones, etc.).

Aclarado lo anterior, la amortización es el registro contable de la depreciación irreversible que sufre un activo inmovilizado por su uso, el paso del tiempo o la obsolescencia. Distribuye el valor de la inversión realizada por la adquisición del inmovilizado entre los años que supuestamente va a contribuir a la obtención de ingresos en la empresa, por tanto se trata de una depreciación irreversible sistemática.

¿Qué significa el término obsolescencia?  Pues hace referencia a la depreciación del bien debida a avances tecnológicos, económicos o legales que hacen que el mismo no pueda seguir siendo utilizado por la empresa aunque no se haya deteriorado todavía ni haya quedado "inservible". Por ejemplo, imaginemos que trabajamos en una asesoría, donde utilizamos para trabajar un equipo informático con un microprocesador de 1,5 GHZ y una memoria RAM de 500 Mb, y utilizamos el programa contable XY versión 3.0. Resulta que la empresa, con el objeto de mejorar la productividad en el trabajo contable, adquiere una actualización del programa XY que es la versión 3.1, mucho más mejorada que la anterior, pero los requerimientos mínimos necesarios en el equipo informático son un microprocesador de 2 GHZ y una memoria RAM de 1 Gb, mucho mayores que el equipo de que disponemos. Conclusión: nuestro jefe o encargado se verá obligado a adquirir un equipo informático con esos requerimientos mínimos si quiere instalar la actualización del programa, ya que el equipo informático con el que trabajamos se ha quedado "obsoleto".

El término amortización puede tener varios significados:
  • Técnico: referido a la propia depreciación de los elementos de inmovilizado que intervienen en la actividad productiva de la empresa.
  • Económico: incorporación de la depreciación de los elementos de inmovilizado como coste de los productos o servicios que ofrecidos por las empresas.
  • Financiero: se refiere a la recuperación de la inversión en elementos de inmovilizado a través de la venta y cobro de los productos y/o servicios elaborados por la empresa.
A la hora de realizar los asientos contables referentes a la pérdida de valor debida a la amortización, tenemos que tener en cuenta:
  • La pérdida de valor debe reconocerse como un consumo de activo mediante la cuenta de gasto correspondiente.
  • La contrapartida de la cuenta de gasto es una cuenta compensadora de activo que minora el valor del inmovilizado correspondiente en el balance de situación. Ésta funciona realmente como una cuenta de pasivo, al ir acumulándose las cuotas de amortización por el haber.
  • La amortización afectará a todos los elementos de inmovilizado, excepto el caso de los terrenos y bienes naturales y algunos activos no corrientes mantenidos para vender.
Por tanto, los asientos a realizar serían los siguientes, según el caso:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

En las cuentas compensadoras de amortización acumulada se irá acumulando al amortización durante la vida útil del bien, a no ser que se venda o se de baja antes de finalizar la misma. Pero, ¿qué es la vida útil?. Vamos a definir según el Plan General Contable (1ª parte, Marco conceptual de la contabilidad, apartado 6º Criterios de valoración) éste y otros conceptos básicos para calcular la cuota de amortización (CA), que se refiere al importe anual al que ascenderá el gasto por la amortización:
  • Vida útil (Vu): es el periodo durante el cual la empresa espera utilizar el activo amortizable o el número de unidades de producción que espera obtener del mismo.
  • Valor residual (Vr): es el importe que la empresa estima que podrá obtener en el momento actual por su venta u otra forma de disposición, una vez deducidos los costes de venta, tomando en consideración que el activo hubiere alcanzado la antigüedad y demás condiciones que se espera que tenga al final de su vida útil.
  • Valor contable (Vc): es el importe neto por el que un activo o un pasivo, se encuentra registrado en balance, una vez deducida, en el caso de los activos, su amortización acumulada y cualquier otra corrección valorativa por deterioro acumulada que se haya registrado.
Resumiendo los conceptos descritos, la vida útil es el tiempo durante el cual se amortiza el inmovilizado y supuestamente generará renta para la empresa, el valor residual es el valor que tendrá dicho inmovilizado al final de su vida útil, y el valor contable, en el caso de los activos, resultará de su precio de adquisición minorado por las amortizaciones acumuladas y los deterioros de valor correspondientes.

La base de amortización (BA) vendrá dada por la diferencia entre el valor contable y el valor residual, vamos a basarnos para determinar la cuota de amortización en uno de los métodos de amortización más utilizados en la práctica, la amortización lineal, en este caso la cuota de amortización (CA) será:

CA = BA / Vu restante
sabiendo que:
BA = Vc - Vr
y Vc = Padq. - AA - DV

donde Padq. es el precio de adquisición, AA es la amortización acumulada y DV es el deterioro de valor del elemento patrimonial.

La amortización lineal implicará que la cuota de amortización sea la misma para todos los años en los que el inmovilizado se amortice (salvo que el valor residual no sea nulo, o haya ejercicios en los que exista deterioro de valor del mismo, ya profundizaremos en este asunto más adelante). La Vu restante de la ecuación general se refiere al tiempo de vida útil pendiente de amortizar por el inmovilizado.

A continuación, vamos a realizar una serie de ejemplos sencillos para poner en práctica todo lo explicado:

Ejemplo 1: La empresa dispone de una maquinaria cuyo precio de adquisición fue de 2.500 €, la vida útil es de 4 años, y su valor residual es nulo, determinar la cuota de amortización de dicha maquinaria, sabiendo que el método de amortización que se aplica es el lineal.

Solución:

Datos dados:
Padq. = 2.500 €; Vu = 4 años; Vr = 0
¿CA?

CA = BA / Vu restante; como BA = Vc - Vr = 2.500 € entonces,
CA = 2.500 € / 4 años = 625 €/año

Por tanto la empresa tendrá un gasto por amortización anual de 625 €.

Ejemplo 2: Un equipo informático en la empresa aparece con un saldo en el libro Mayor de 1.600 €, su amortización acumulada es de 800 €, su valor residual es nulo, y la cuota de amortización anual asciende a 400 €. Calcular el tiempo pendiente de amortizar por el inmovilizado, y su vida útil.

Solución:

Datos dados:
Padq. = 1.600 €; AA = 800 €, Vr = 0, CA = 400 €
¿Vu restante?

Como Vc = Padq. - AA = 1.600 € - 800 € = 800 € entonces,
BA = Vc - Vr = 800 €
y como CA = BA / Vu restante despejando Vu restante queda:
Vu restante = BA / CA
por tanto, Vu restante = 800 € / 400 € (año) = 2 años

Por tanto, el tiempo pendiente de amortizar por el equipo informático es de 2 años. Antes de amortizar el primer año de dicho inmovilizado tendremos:

Vc = Padq. - AA = 1.600 € - 0 € = 1.600 €
por tanto BA = Vc - Vr = 1.600 €
y Vu restante = BA / CA = 1.600 € / 400 € (año) = 4 años

En consecuencia, la vida útil del bien son 4 años.

Ejemplo 3: Un vehículo utilizado por la empresa en su actividad principal se está amortizando linealmente al 12% anual, en el balance aparece con un saldo de 7.500 euros, el valor residual es nulo. Calcular la cuota de amortización de dicho vehículo.

Solución:

Datos dados:
Amortización lineal al 12%; Padq. = 7.500 €; Vr = 0
¿CA?

Primero hallamos la Vu del inmovilizado:

1 año ----------> amortización 12%
Vu -------------> amortización 100%

Resolviendo la regla de tres: Vu = 1 / 0,12 = 8,33 años
Para saber los meses correspondientes a 0,33 (la parte decimal del resultado) planteamos otra regla de tres:

1 año ----------> 12 meses
0,33 años ------> X

por tanto X = 0,33 · 12 = 4 meses, siendo entonces la vida útil de 8 años y 4 meses

como BA = Vc - Vr = 7.500 €, entonces:
CA = BA / Vu restante = 7.500 € / 8,33 € (año) = 900 €

Por tanto, durante 8 años de vida útil del bien se acumulará anualmente una amortización de 900 €, y en los restantes 4 meses se acumularán los 300 € que faltan para que el inmovilizado esté totalmente amortizado.

Ejemplo 4: La empresa dispone de un mobiliario, cuyo precio de adquisición fue de 6.500 €, se está amortizando linealmente al 30% anual, siendo el valor residual de 1.500 €. Realizar el cuadro de amortización referente a dicho elemento patrimonial, sabiendo que el tipo de actualización para el valor residual es el 5% anual, y realizar el asiento contable correspondiente al primer año.

Solución:

Datos dados:
Padq. = 6.500 €; Amortización lineal al 30%; Vr = 1.500 €, i = 0,05
¿Cuadro de amortización?

Primero, hallamos la vida útil:
1 año ----------> amortización 30%
Vu -------------> amortización 100%

Resolviendo la regla de tres: Vu = 1 / 0,3 = 3,33 años
La parte decimal del resultado corresponde a 4 meses (el cálculo se hizo en el ejemplo anterior). Por tanto la vida útil será 3 años y 4 meses.

El importe del valor residual dado en el enunciado es el valor que tendría el bien al final de su vida útil, según la definición dada anteriormente sobre el valor residual, dicho importe habría que actualizarlo al cierre del ejercicio en el que estemos calculando la cuota de amortización, utilizando el tipo de interés de mercado dado; en consecuencia, primero actualizaremos al momento actual (momento 0) el valor residual (en total 40 meses, el tiempo de vida útil):
Vr0 = Vr / (1 + i)n; Vr0 = 1.500 / (1,05)40/12 = 1.274,85 €

Para el año 1:
Vc = 6.500 €
Capitalizamos el valor residual del momento 0 al cierre del ejercicio (un año):
Vr1 = 1.274,85 · (1,05) = 1.338,60 €
BA = Vc - Vr = 6.500 - 1.338,60 = 5.161,40 €
CA = BA / Vu = 5.161,40 / 3,33 = 1.548,42
AA = CA = 1.548,42 (empezamos a acumular la amortización este año)

Para el año 2:
Vc = Padq. - AA = 6.500 - 1.548,42 = 4.951,58 €
Capitalizamos el valor residual del cierre de ejercicio del año 1, al cierre del año 2 (un año):
Vr2 = 1.338,60 · (1,05) = 1.405,53 €
BA = Vc - Vr = 4.951,58 - 1.405,53 = 3.546,05 €
CA = BA / Vu = 3.546,05 / 2,33 = 1.519,74
AA = 1.548,42 + 1.519,74 = 3.068,16 (sumamos cuotas de amortización de los años 1 y 2)

Para el año 3:
Vc = Padq. - AA = 6.500 - 3.068,16 = 3.431,84 €
Capitalizamos el valor residual del cierre de ejercicio del año 2, al cierre del año 3 (un año):
Vr3 = 1.405,53 · (1,05) = 1.475,80 €
BA = Vc - Vr = 3.431,84 - 1.475,80 = 1.956,04 €
CA = BA / Vu = 1.956,04 / 1,33 = 1.467,03
AA = 1.548,42 + 1.519,74 + 1.467,03 = 4.535,19 (sumamos cuotas de amortización de los años 1, 2 y 3)

Para el año 4:
Vc = Padq. - AA = 6.500 - 4.535,19 = 1.964,81 €
Capitalizamos el valor residual del cierre de ejercicio del año 3, al final del cuarto mes del año 4 (4 meses):
Vr3 = 1.475,80 · (1,05)4/12 = 1.500 €
BA = Vc - Vr = 1.964,81 - 1.500 = 464,81 €
CA = BA = 464,81 € (ya que nos queda por amortizar el bien menos del año, 4 meses)
AA = 1.548,42 + 1.519,74 + 1.467,03 + 464,81 = 5.000 € (el bien ya estaría totalmente amortizado)

El cuadro de amortización quedaría tras estos cálculos de la forma siguiente:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

y el asiento contable a realizar al final del año 1 para registrar el gasto de amortización sería:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Ejemplo 5: La empresa posee una oficina para realizar su actividad que se está amortizando linealmente, la vida útil de la misma es 50 años, y se adquirió por 45.500 €. El valor residual asciende a 10.800 €, siendo el tipo de interés para su actualización el 4% anual. Calcular la cuota de amortización del primer año, y realizar el asiento contable correspondiente.

Solución:

Datos dados:
Vu = 50 años; Padq. = 45.500; Vr = 10.800 €; i = 0,04
¿CA?

En primer lugar debemos actualizar el valor residual al momento actual con el tipo dado del 4%, para ello realizamos el siguiente cálculo:
Vr0 = Vr / (1 + i)n; Vr0 = 10.800 / (1,04)50 = 1.519,70 €
Por tanto el valor residual actualizado al finalizar del primer año de amortización sería:
Vr1 = 1.519,70 · (1,04) = 1.580,48 € (capitalizamos un año desde el momento actual).

BA = Vc - Vr = 45.500 € - 1.580,48 € = 43.919,52 €
y entonces CAaño1 = BA / Vu restante = 43.919,52 € / 50 años = 878,39 €

Luego la cuota de amortización del primer año asciende a 878,39 €. El asiento contable a realizar al final del año 1 para registrar el gasto de amortización sería:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

En la próxima sesión expondré los distintos métodos de amortización que se pueden utilizar, aparte del que acabo de explicar, que es el método lineal. Hasta entonces amigos lectores.