domingo, 17 de noviembre de 2013

Sesión 31: Tratamiento contable de las ventas de existencias y las prestaciones de servicios. Descuentos y gastos relacionados

Este tipo de operaciones vienen reguladas en la norma de valoración 16ª "Ingresos por ventas y prestaciones de servicios" del PGC de pymes, que dice al respecto: "Los ingresos procedentes de la venta de bienes y de la prestación de servicios se valorarán por el valor razonable de la contrapartida, recibida o por recibir, derivada de los mismos, que, salvo evidencia en contrario, será el precio acordado para dichos bienes y servicios, deducido: el importe de cualquier descuento, rebaja en el precio u otras partidas similares que la empresa pueda conceder, así como lo intereses incorporados al nominal de los créditos".

El texto anterior implicará que en las operaciones en las que se realicen ventas de bienes y prestaciones de servicios con descuentos de cualquier naturaleza, incluidos en factura, minorarán el importe de la venta. Las cuentas que intervienen en las operaciones de venta y prestaciones de servicios relacionadas con la actividad principal de la empresa son las siguientes:

700. Ventas de mercaderías
701. Ventas de productos terminados
702. Ventas de productos semiterminados
703. Ventas de productos y residuos
704. Ventas de envases y embalajes
705. Prestaciones de servicios
477. Hacienda Pública, IVA repercutido
624. Transportes

Es importante señalar que la cuenta 700 es la utilizada por las empresas comerciales para registrar las ventas de sus productos, y las cuentas 701/702/703 son empleadas por las empresas industriales y de transformación para contabilizar los productos terminados, semiterminados y los residuos. La cuenta 705 es utilizada por las empresas que ofrecen sus servicios a otras empresas (dichos servicios deben formar parte de la actividad principal). En la cuenta 624 se registrarán los transportes de venta, pero no los de compra de existencias o de inmovilizado, y dichos transportes deben ser realizados por terceras empresas.

Si el descuento no fuera incluido en factura sino en una factura posterior, se registrará según el tipo de descuento, en una de las cuentas siguientes que registrarán los descuentos sobre ventas fuera de factura:
706. Devoluciones sobre ventas por pronto pago
Descuentos y asimilados que conceda la empresa a sus clientes, por pronto pago, no incluidos en factura.
708. Devoluciones de ventas y operaciones similares
Remesas devueltas por clientes, normalmente por incumplimiento de las condiciones de pedido. En esta cuenta también se incluirán los descuentos comerciales realizados en las operaciones de venta.
709. "Rappels" sobre ventas
Descuentos y similares que se basan en haber alcanzado un determinado volumen de pedidos.

Las cuentas de descuento anteriores aunque estén en el grupo 7 de Ingresos del PGC se comportan como cuentas de gasto. Pensemos por un momento que si efectuamos al cliente un descuento sobre las ventas que se le han realizado, estamos en realidad ingresando menos por dichas ventas, por tanto este hecho supone un gasto para la empresa.

Vamos realizar algunos ejemplos aclarativos sobre todo lo que hemos explicado, el tipo de IVA a aplicar en todas las operaciones donde se devengue dicho impuesto es del 21%:

Ejemplo 1: La empresa H & G, S.L. realiza el 1 de marzo de 2010 una venta de mercaderías a un cliente por valor de 1.100 €. Se concede en factura un descuento comercial del 3%, y un descuento por pronto pago de 10 €. La mitad del importe se paga a través de transferencia bancaria y el resto queda pendiente de cobro.

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Tengamos en cuenta que el descuento comercial es 33 € (3% de 1.100). La base imponible de la factura de venta quedará en este caso:
B.I. = Importe facturado - descuento comercial - descuento por pronto pago
B.I. = 1.100 - 33 - 10 = 1.057 €

Ejemplo 2: La empresa H & G, S.L. vende a crédito mercaderías a fecha de 1 de abril de 2010 por un importe de 750 €. Efectúa en factura un descuento del 5% por el volumen de pedidos realizado el mes anterior. El cobro de la venta se acordó realizarse en el plazo de 15 días, pero al transcurrir 4 días, el cliente paga a H & G, S.L. el importe pendiente de la venta realizándole un descuento por pronto pago del 4% al haber realizado el pago antes de la fecha convenida.

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Tengamos en cuenta que el descuento concedido por el volumen de pedidos es 37,50 € (5% de 750). La base imponible de la factura de venta será en este caso:
B.I. = Importe facturado - descuento por "rappels" sobre ventas
B.I. = 750 - 37,50 = 712,50 €
El descuento sobre ventas por pronto pago es 30 € (4% de 750).

Con respecto al último asiento, ¿por qué la cuenta de IVA repercutido figura en el debe, si nos estamos refiriendo a una operación de venta?. Tengamos en cuenta que si se realiza un descuento en la venta, implicará una disminución en la base imponible real de la venta, con lo cual habrá que disminuir el IVA repercutido deducible correspondiente. Al ser cuenta de pasivo la disminución habrá que realizarla por el debe.

Ejemplo 3: S & V, S.L. realiza una venta a un cliente a crédito de productos semiterminados el 1 de mayo de 2009, por valor de 10.000 €, a este mismo cliente se le ha prestado además  un servicio de asesoramiento laboral (es un servicio habitual de la empresa) cuyo importe asciende a 650 €, que quedan pendientes de cobro. Después de 3 días el cliente comunica a S & V, S.L. que varias unidades de producto por valor de 600 euros le han llegado defectuosas, para solucionar este problema S & V, S.L. acuerda con este cliente la devolución de dichas unidades, y también se le realiza el descuento correspondiente al volumen de pedidos realizados el cuatrimestre anterior, por importe de 350 € (IVA incluido).

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

El asesoramiento laboral se considera un servicio "habitual" de la empresa según el enunciado, por tanto siempre que el servicio prestado por la empresa derive de su actividad principal hay que registrarlo en la cuenta "Prestaciones de servicios".

En el importe relativo al descuento por volumen de pedidos realizado al cliente va incluido el IVA repercutido devengado correspondiente, por tanto para desglosarlo de la base imponible del descuento haremos lo siguiente:

B.I. + B.I. x 0,21 = 350; 1,21 x B.I. = 350;
B.I. = 350 / 1,21 = 289,26 €
IVA soportado = 289,26 x 0,21 = 60,74 €

Los gastos que habitualmente surgen en las operaciones de venta son los relacionados con los transportes, en la práctica se pueden dar cuatro casos con respecto a estos gastos:
  • CASO 1: Que el transporte sea a cargo del vendedor (la empresa) llevando a cabo dicho transporte mediante medios ajenos.
  • CASO 2: Que el transporte sea a cargo del comprador (el cliente) llevando a cabo dicho transporte mediante medios propios.
  • CASO 3: Que el transporte sea a cargo del comprador (el cliente) realizando dicho transporte mediante medios ajenos.
  • CASO 4: Que el transporte sea a cargo del vendedor (la empresa) realizando dicho transporte a través de sus propios medios (este gasto ya está inmerso en los gastos relativos al personal, suministros, amortización, etc.).
A continuación vamos a ver unos ejemplos aclarativos de cada caso antes planteado:

Ejemplo caso 1: La empresa B & B, S.L. vendió a un cliente a crédito el 1 de marzo de 2011 productos terminados por un importe de 5.600 €, contrata a la empresa PRISAS, S.L. para que le realice el transporte de la mercancía por un importe de 120 €, el importe del transporte será pagado por B & B el día 5 de marzo de 2011 a través de la caja de la empresa.

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Ejemplo caso 2: La empresa B & B, S.L. vende a L & M, S.L. una partida de género el 1 de abril de 2011 por valor de 550 €. El transporte del género hasta los almacenes de L & M, S.L. lo realiza B & B, S.L. con uno de sus camiones, facturándose a L & M un importe de 40 € adicionales por dicho servicio. La operación se realiza el 30% a crédito, el resto se cobra mediante cheque bancario.
Nota: el transporte de las ventas no es un servicio habitualmente prestado por B & B, S.L.

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Observemos que hemos contabilizado el ingreso del transporte efectuado cargado al cliente en factura en una cuenta distinta a la cuenta "Ventas de mercaderías". Hasta aquí, podríamos considerar el registro contable de dicho ingreso se ha realizado correctamente ya que estamos diferenciando un producto de un servicio, pero ¿por qué no podemos contabilizar el ingreso en la cuenta "Prestaciones de servicios"? Porque no procede hacerlo al no formar parte de la actividad principal de la empresa según el enunciado. Cuando la empresa realiza servicios esporádicos o eventuales los ingresos derivados de los mismos se registran en la cuenta "Ingresos por servicios diversos". Fijémonos que el PGC dice al respecto al definir la cuenta que estos ingresos son "los originados por la prestación eventual de ciertos servicios a otras empresas o particulares. Se citan, a modo de ejemplo, los de transporte, reparaciones, asesoría, informes, etc.".

Ejemplo caso 3: La empresa B & B, S.L. vende el 1 de mayo de 2011 productos terminados a L & M, S.L. por importe de 1.500 €, que serán cobrados mediante transferencia bancaria. B & B, S.L. contrata a PRISAS, S.L. para realizar el transporte de la mercancía por un importe de 50 €, la operación se realiza por cuenta y en nombre de L & M, S.L.

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Como podemos observar en el segundo asiento, cuando la operación referida al transporte se realiza por cuenta y en nombre del cliente, el importe total de la factura de dicho transporte (IVA incluido), se contabiliza en la cuenta "Clientes". No lo podemos contabilizar como ingreso ni devengamos IVA porque el cliente es quien se va hacer cargo del pago de la factura del transporte, y por lo tanto va a su nombre.

Bueno amigos lectores, espero que os haya sido útil todo lo ya expuesto. En la próxima sesión explicaremos cómo se contabilizan los anticipos a clientes y proveedores, realizando algunos ejemplos sobre ello. Un cordial saludo y hasta entonces.

martes, 29 de octubre de 2013

Sesión 30: Tratamiento contable de las compras de existencias. Descuentos y gastos relacionados

Recordemos antes de proseguir con el registro contable de las compras de existencias el concepto propio de "existencias". Es decir, ¿qué elementos patrimoniales engloban en el balance de situación la submasa patrimonial de existencias?. Cuando hablamos de existencias nos referimos a los productos o bienes que la empresa posee para su uso o utilización a corto plazo en la actividad principal de la empresa.

Por tanto, la empresa puede básicamente poseer existencias para ser vendidas directamente sin transformar (a esto se dedican las empresas comerciales), para ser transformadas previamente antes de su venta posterior (caso de las empresas industriales). También la empresa puede utilizar existencias que no formen parte del producto final que será vendido, pero que son indispensables para la fabricación o producción de las mismas (como por ejemplo los combustibles y repuestos cuyo ciclo de uso sea inferior al año).

¿Qué cuentas pueden intervenir básicamente en la compra de existencias?

600. Compra de mercaderías
Adquisición de bienes por la empresa para su venta sin transformación.
601. Compra de materias primas
Compra de bienes por la empresa que formarán parte del producto terminado que saldrá a la venta, una vez transformados dichos bienes.
602. Compras de otros aprovisionamientos
Adquisición por la empresa de bienes tales como combustibles, repuestos, embalajes, envases, etc., necesarios para la producción del producto final a vender.
607. Trabajos realizados por otras empresas
En esta cuenta se registrará el gasto originado por la contratación de terceras empresas para la realización de trabajos que forman parte del proceso de producción propio de la empresa.
400. Proveedores
Deudas con suministradores de mercancías y de los demás bienes definidos en el grupo 3 (de existencias).
401. Proveedores, efectos comerciales a pagar
Deudas con proveedores, formalizadas en efectos de giro aceptados.
472. Hacienda Pública, IVA soportado
IVA devengado con motivo de la compra de bienes y servicios sujetos a dicho impuesto.

También intervienen las cuentas de descuento sobre las compras correspondientes, de ellas haremos mención unos párrafos más adelante.

Por el denominado "método especulativo de cuenta doble" (método permitido por el PGC), las compras de existencias se contabilizarán en la cuenta de gasto correspondiente (ya esa la cuenta 600, 601 o 602), mientras que las salidas o ventas de existencias se registrarán en la cuenta de ingreso correspondiente. Respecto a este método, recordemos un detalle importante: las cuentas de existencias funcionarán solamente con motivo del cierre contable, de ahí que haya que realizar el ajuste por variación de existencias a final de año (ya explicado en la sesión 23).

Antes de registrar contablemente las operaciones de compra de mercaderías, debemos tener muy presente la norma de valoración 12ª del PGC de Pymes, apartado 1.1, que nos dice: "El precio de adquisición incluye el importe facturado por el vendedor después de deducir cualquier descuento, rebaja en el precio u otras partidas similares, así como los intereses incorporados al nominal de los débitos, y se añadirán todos los gastos adicionales que se produzcan hasta que los bienes se hallen ubicados para su venta, tales como transportes, aranceles de aduanas, seguros y otros directamente atribuibles a la adquisición de las existencias".

Por tanto, según la normativa contable, todos los gastos inherentes a las compras (seguros, aranceles, transportes, etc.), incrementarán el precio de adquisición cargándose en las cuentas 600/601/602 según corresponda. Y todos los descuentos independientemente del tipo que puedan ser, si van incluidos en factura, minorarán el importe a cargar en la cuenta de compra de existencias correspondiente.

Si el descuento no fuera incluido en factura sino en una factura posterior, se registrará según el tipo de descuento, en una de las cuentas siguientes que registrarán los descuentos sobre compras fuera de factura:

606. Descuentos sobre compras por pronto pago
Descuentos y asimilados que le conceden a la empresa sus proveedores, por pronto pago, no incluidos en factura.
608. Devoluciones de compras y operaciones similares
Remesas devueltas a proveedores, normalmente por incumplimiento de las condiciones de pedido.
609. "Rappels" por compras
Descuentos y similares que se basen en haber alcanzado un determinado volumen de pedidos.

Las cuentas de descuento anteriores aunque estén en el grupo de gastos del PGC se comportan como cuentas de ingreso. Pensemos por un momento que el proveedor, al realizarnos el descuento sobre las compras correspondiente, estamos en realidad gastando menos por dichas compras, por tanto este hecho supone un ingreso para la empresa.

Vamos a continuación a exponer una serie de ejemplos aclaratorios de toda la teoría antes explicada, siendo el tipo de IVA aplicable en todos los casos del 21%:

Ejemplo 1: La empresa compra mercaderías por importe de 1.200 €, los gastos de transporte de la compra ascienden a 30 € y los del seguro 25 €. La empresa realiza un descuento comercial en factura del 5%, y un descuento por pronto pago del 3%, también en factura. Se paga la mitad de la factura mediante transferencia bancaria, dejándose el resto a deber.

Vamos a realizar antes de contabilizar la operación la factura correspondiente a la misma, así podremos comprobar mejor cómo se calcula la base imponible de la misma teniendo en cuenta la norma de valoración 12ª del PGC de Pymes:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

El asiento correspondiente a la operación del enunciado quedaría de la siguiente manera:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Obsérvese que el importe registrado en la cuenta 600 corresponde con el de la base imponible de la factura, una vez deducidos los descuentos e incorporados los gastos de la compra.

Ejemplo 2: La empresa realiza una compra de materias primas por importe de 1.500 €, los gastos del seguro del transporte de las mismas ascienden a 100 €. La operación se realiza a crédito.

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Varios días después pagamos al proveedor el 50% de la deuda contraída, éste nos concede un descuento del 3% de la deuda pagada, por haber realizado parte del pago antes de lo acordado.

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

El 3% de la deuda pagada asciende a 29,04 € (3% de 968 €), como en esta cantidad va incluido parte del IVA soportado devengado en el momento de la compra, debemos desglosar la base imponible del descuento, y su IVA soportado correspondiente:

B.I. + B.I. x 0,21 = 29,04; 1,21 x B.I. = 29,04;
B.I. = 29,04 / 1,21 = 24 €
IVA soportado = 24 x 0,21 = 5,04 €

Con respecto al último asiento nos podríamos hacer la siguiente pregunta: ¿por qué la cuenta de IVA soportado en este caso figura en el haber, si nos estamos refiriendo a una operación de compra?. La respuesta es sencilla, al hacer un descuento en la compra, implicará una disminución en la base imponible real de la compra, con lo cual habrá que disminuir el IVA soportado deducible correspondiente. Al ser cuenta de activo la disminución habrá que realizarla por el haber.

Ejemplo 3: A 31-3-x0 le conceden a la empresa un descuento por volumen de compras de 500 €. La empresa debe al proveedor la última factura por importe de 1.700 €.

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Ejemplo 4: A 31-6-x0 la empresa realiza una compra de mercaderías por valor de 2.100 €. Por todas las compras del semestre nos incluye en factura un descuento de 300 €. El importe total de la factura se satisface mediante cheque bancario.

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Tras recibir el pedido, la empresa no está conforme con la calidad de varias unidades de producto, ya que no alcanzan el nivel mínimo exigido, el proveedor una vez analizada la situación nos plantea para solucionar este problema un descuento en la compra de 150 € (más IVA), descuento que es aceptado por la empresa.

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Ejemplo 5: La empresa ha tenido recientemente varias bajas laborales temporales, pero necesita seguir produciendo al mismo ritmo de siempre, para ello contrata hasta final de mes a una tercera empresa que se encargará de realizar los trabajos que ejercen normalmente los trabajadores que están de baja. El importe de los trabajos que se han finalizado el 31/xx/x0 asciende a 3.200 €, la mitad queda pendiente de pago, y por el resto le aceptamos una letra con vencimiento de 3 meses al proveedor.

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

En la siguiente sesión expondremos cómo se registran las ventas de existencias, junto con los descuentos y gastos asociados a dichas operaciones. Saludos y hasta entonces.

lunes, 7 de octubre de 2013

Sesión 29: Supuesto general de repaso (I). Solución

Os voy a exponer la solución del supuesto planteado en la sesión 28. El balance de situación inicial a 1 de enero de 2011 quedaría de la siguiente forma:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

A través de la ecuación fundamental del patrimonio, calcularemos los saldos correspondientes a las cuentas de "capital social" y "reserva legal":

ACTIVO = PATRIMONIO NETO + PASIVO

217.721,47 = X + 0,1·X + 88.426,50
1,1·X = 217.721,47 - 88.426,50
1,1·X = 129.294,97; X = 129.294,97 / 1,1
X = 117.540,88 (saldo de capital social)
por tanto, 0,1·X = 11.754,09 (saldo de reserva legal)

El asiento a apertura a realizar el 1 de enero sería el siguiente:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Los asientos correspondientes a las operaciones realizadas a lo largo del año 2011 son los siguientes:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Os recomendaría siempre trasladar los movimientos del libro diario al libro mayor a medida que realizamos los asientos contables, así es más difícil que nos descuadren posteriormente los balances y el cierre de la contabilidad. Con respecto a los asientos anteriores, voy a hacer varias puntualizaciones:
  • En las operaciones 4 y 7, nos realizan una retención a cuenta de impuestos el arrendatario y el banco respectivamente, que es obligatoria por ley en ambos casos. Para nuestra empresa, esto representa un derecho con respecto a la Hacienda Pública a pagar menos impuestos en el futuro.
  • En la operación 6 no soportamos IVA en el gasto generado por la prima de seguro, ello se debe a que los seguros están exentos de dicho impuesto.
  • En la operación 5 debemos desglosar el IVA, ya que el enunciado nos da como dato el total de la factura. Si la factura de la electricidad son 300 €: 300 € = X + X·0,21. "X" es la base imponible de la factura, por tanto es el importe de gasto que deberá aparecer en la cuenta de suministros. De igual modo procederemos con la factura del teléfono para hallar la base imponible.
La liquidación del IVA quedaría en el libro diario de la siguiente manera:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Los asientos relativos al proceso de regularización de final del año 2011 antes del cálculo del resultado, se exponen a continuación:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

El balance de comprobación de sumas y saldos antes de la determinación del resultado, quedaría:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

En cuanto a la determinación del resultado, los asientos correspondientes serían:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Como podemos observar después de los dos últimos asientos, el resultado del ejercicio 2011 nos refleja pérdidas, ya que los gastos han sido mayores que los ingresos. El cierre del ejercicio se contabilizaría de la siguiente forma:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

El libro mayor con todos los movimientos contables hasta el cierre del ejercicio tendría que quedar como a continuación se indica (en rojo se indican los movimientos para cerrar o saldar las cuentas):

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Y por último, nos queda por mostrar el balance de situación final a 31 de diciembre de 2011:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Espero que no os haya quedado dudas en la realización del supuesto tras exponer la solución. En la próxima sesión explicaremos cómo se registran contablemente los descuentos de compras de las existencias y los gastos inherentes a las adquisiciones de las mismas. Un cordial saludo, os emplazo para entonces.

domingo, 29 de septiembre de 2013

Sesión 28: Supuesto general de repaso (I). Enunciado y planteamiento

TODO LACTEOS S.L. es una empresa dedicada a la fabricación y venta de productos lácteos como la leche, el queso, los yogures y las natillas. Finalizó el año 2010 con los siguientes elementos patrimoniales y sus correspondientes saldos:
  • Cantidades pendientes a compensar por IVA: 510 €
  • Importes pendientes de pago por gastos de explotación diversos: 2.000 €
  • Ordenadores en red y la impresora: 3.100 €
  • Dinero en efectivo: 4.800 €
  • Dinero en la cuenta bancaria: 50.800 €
  • Importes pendientes de pago por la compra de existencias: 2.700 €
  • Beneficios no distribuidos del año 2010: 3.000 €
  • Reserva legal: 10% del capital social
  • Edificio de oficinas (un 10% del valor corresponde al terreno): 135.000 €
  • Mesas, sillas y estanterías: 3.500 €
  • Importes pendientes de compra de inmovilizado, a pagar en 3 años: 5.500 €
  • Amortización acumulada de los equipos para proceso de información: ¿?
  • Amortización acumulada de construcciones: ¿?
  • Amortización acumulada de mobiliario: ¿?
  • Amortización acumulada de maquinaria: ¿?
  • Deterioro de valor de las materias primas: 250 €
  • Deterioro de valor del material de oficina: 55 €
  • Letras pendientes de cobro por ventas de productos: 11.600 €
  • Letras pendientes de pago por compra de 1.510 litros de leche a 0,15 €/litro.
  • Importes pendientes de cobro por ventas de productos: 14.800 €
  • Existencias de productos terminados: 21.800 € (a 4 €/ud)
  • Existencias de materia prima: 1.982,25 € (a 0,15 €/ud)
  • Existencias de material de oficina: 505 € (a 0,10 €/ud)
  • Dos máquinas adquiridas para el proceso de fabricación: 1.800 €
  • Préstamo concedido por el banco al 0% de interés anual a devolver en 3 años: 75.000 € (en el año 2011 se ha de pagar 25.000 €).
  • Capital social: ¿?
A lo largo del ejercicio 2011 TODO LACTEOS S.L. realizó las siguientes operaciones económicas (IVA aplicable del 21% en las operaciones que se soporte o repercuta dicho impuesto).
  1. El 5 de enero se compra una furgoneta VIVECO por importe de 14.500 €, se paga el 25% del total de la factura a través de cheque bancario, quedando el resto pendiente de pago a 7 meses. El valor residual de la furgoneta es nulo.
  2. Se compra el 17 de enero 15.000 litros de leche a 0,14 €/litro, el importe total de la factura se paga mediante talón bancario.
  3. El 27 de enero se vende a uno de nuestros mejores clientes 1.000 kg de queso a 10 €/kg y 2.000 litros de leche a 0,6 €/litro, la mitad del importe de la factura se cobra a través de la cuenta bancaria, por el resto el cliente acepta una letra con vencimiento a 6 meses.
  4. El 3 de marzo la empresa cobra en efectivo el alquiler anual de dos de sus oficinas que asciende a 700 €. La retención a realizar es del 21%.
  5. A fecha de 17 de marzo la empresa todavía no ha pagado las facturas de la electricidad (300 € IVA incluido) y del teléfono (415 € IVA incluido), habiendo transcurrido la fecha de vencimiento de las mismas.
  6. El 1 de abril la empresa abona por cheque bancario el seguro de responsabilidad civil, por importe de 1.100 €.
  7. La empresa cobra el 18 de abril los intereses generados por su cuenta corriente que ascienden a 110 €. El banco le realiza una retención del 21%.
  8. El 27 de junio la empresa cobra en efectivo la letra pendiente del cliente del punto 3.
  9. El 15 de julio se paga la cuota anual del único préstamo que aparece en nuestro balance, que asciende a 25.000 €.
  10. El 5 de agosto la empresa abona mediante transferencia bancaria el importe pendiente de la compra de la furgoneta del punto 1.
Información complementaria para regularizar:
  • Todos los inmovilizados se amortizan al 10% de forma lineal, salvo las construcciones, que se amortizan linealmente al 5%, y la maquinaria con una amortización del 30%.
  • Los ordenadoras e impresoras se adquirieron el 1 de julio de 2008 siendo el valor residual nulo.
  • Las construcciones, el mobiliario se adquirieron el 1 de marzo de 2006, la maquinaria se compró el 1 de mayo de 2010, siendo el valor residual de la misma 100 €. Para las construcciones y el mobiliario el valor residual es nulo.
  • El tipo de actualización para el valor residual es del 3%.
  • Al finalizar el año 2011, los precios por unidad de las existencias finales según la ficha de almacén son los siguientes: productos terminados 5 €, materia prima 0,13 € y material de oficina 0,10 €.
  • Al finalizar el ejercicio 2011, el valor neto realizable de cada una de las agrupaciones de existencias es el siguiente: productos terminados 23.500 €, materia prima 1.500 € y material de oficina 350 €
SE PIDE:
  • Balance de situación inicial.
  • Contabilizar las operaciones descritas y las que estimemos que deben contabilizarse.
  • Realizar la liquidación del IVA, teniendo en cuenta todo el año completo.
  • Realizar el balance de comprobación de sumas y saldos antes de calcular el resultado del ejercicio.
  • Resultado del ejercicio y cierre de la contabilidad.
  • Balance de situación final.

NOTAS ACLARATORIAS ANTES DE EMPEZAR EL SUPUESTO

La solución íntegra de este supuesto la subiré en la siguiente sesión, pero antes me gustaría que intentarais realizarlo, para ello os haré una serie de aclaraciones sobre las dudas que os podría surgir a la hora de regularizar.

En cuanto a la realización del balance de situación inicial, lo primero que debemos hacer es identificar cada elemento patrimonial con la masa patrimonial a la que pertenece, y luego averiguar qué cuenta del Plan General Contable representa a cada uno de dichos elementos. Posteriormente deberemos calcular las incógnitas (¿?) primero empezaríamos con las amortizaciones acumuladas:

Equipo para procesos de información:

Datos dados:
Fecha de compra: 1/7/2008; Padq. = 3.100 €; % amortización = 10%; Vr = 0
¿CA?

Primero hallamos la Vu del inmovilizado:
1 año ----------> amortización 10%
Vu -------------> amortización 100%
Resolviendo la regla de tres: Vu = 1 / 0,1 = 10 años

CA = BA / Vu restante; como BA = Vc - Vr = 3.100 € entonces,
CA = 3.100 € / 10 años = 310 €/año

Amortización acumulada (AA) hasta el 31/12/2010:
31/12/2008: 310 x 6/12 = 155 € (6 meses de amortización)
31/12/2009: 310 €
31/12/2010: 310 €
AA a 31/12/2010 = 155 + 310 + 310 = 775 €

Mobiliario:

Datos dados:
Fecha de compra: 1/3/2006; Padq. = 3.500 €; % amortización = 10%; Vr = 0
¿CA?

CA = BA / Vu restante; como BA = Vc - Vr = 3.500 € entonces,
CA = 3.500 € / 10 años = 350 €/año

Amortización acumulada (AA) hasta el 31/12/2010:
31/12/2006: 350 x 10/12 = 291,67 €
31/12/2007: 350 €
31/12/2008: 350 €
31/12/2009: 350 €
31/12/2010: 350 €
AA a 31/12/2010 = 291,67 + (4 x 350) = 1.691,67 €

Maquinaria:

Datos dados:
Fecha de compra: 1/5/2010; Padq. = 1.800 €; % amortización = 30%; Vr = 100 €
¿CA?

Hallamos primero la Vu del inmovilizado:
1 año ----------> amortización 30%
Vu -------------> amortización 100%
Resolviendo la regla de tres: Vu = 1 / 0,3 = 3,33 años

Para saber los meses correspondientes a 0,33 (la parte decimal del resultado) planteamos otra regla de tres:
1 año ----------> 12 meses
0,33 años ------> X
por tanto X = 0,33 · 12 = 4 meses, siendo entonces la vida útil de 3 años y 4 meses (40 meses).

Recordemos que el importe del valor residual va referido al valor que tendrá el bien al final de su vida útil, dicho valor habría que actualizarlo al cierre del ejercicio en el que estemos calculando la cuota de amortización, utilizando el tipo de interés de mercado dado; en consecuencia, primero actualizaremos a la fecha de 1 de mayo de 2010 (cuando el bien se comienza a amortizar) el valor residual (en total 40 meses, el tiempo de vida útil):
Vr(01/05/2010) = Vr / (1 + i)n; Vr(01/05/2010) = 100 / (1,03)40/12 = 90,62 €

Capitalizamos el valor residual del 1 de mayo de 2010 al cierre del ejercicio 2010 (8 meses):
Vr(31/12/2010) = 90,62 · (1,03)8/12 = 92,42 €
BA = Vc - Vr = 1.800 - 92,42 = 1.707,58 €
CA(31/12/2010) = BA / Vu · (8/12) = (1.707,58 / 3,33) · (8/12) = 341,86 €
AA = CA = 341,86 € (empezamos a acumular la amortización este año).

Calculamos la cuota de amortización para 2011:
Vr(31/12/2011) = 92,42 · (1,03) = 95,19 €
Vc = Padq. - AA = 1.800 - 341,86 = 1.458,14 €
BA = Vc - Vr = 1.458,14 - 95,19 = 1.362,95 €
CA(31/12/2011) = BA / Vu = 1.362,95 / 2,67 = 510,47 €

Construcciones:

Datos dados:
Fecha de compra: 1/3/2006; Padq. = 121.500 €; % amortización = 5%; Vr = 0
¿CA?

Hallamos primero la Vu del inmovilizado:
1 año ----------> amortización 5%
Vu -------------> amortización 100%
Resolviendo la regla de tres: Vu = 1 / 0,05 = 20 años

CA = BA / Vu restante; como BA = Vc - Vr = 121.500 € entonces,
CA = 121.500 € / 20 años = 6.075 €/año

Amortización acumulada (AA) hasta el 31/12/2010:
31/12/2006: 6.075 x 10/12 = 5.062,50 €
31/12/2007: 6.075 €
31/12/2008: 6.075 €
31/12/2009: 6.075 €
31/12/2010: 6.075 €
AA a 31/12/2010 = 5.062,50 + (4 x 6.075) = 29.362,50 €

Elementos de transporte:

Datos dados:
Fecha de compra: 5/1/2011; Padq. = 14.500 €; % amortización = 10%; Vr = 0
¿CA?

CA = BA / Vu restante; como BA = Vc - Vr = 14.500 € entonces,
CA = 14.500 € / 10 años = 1.450 €/año (amortizaremos el año completo).

Amortización acumulada (AA) hasta el 31/12/2010: 0 €, ya que el bien se compra en 2011.

Una vez hallados los saldos de la amortización acumulada, a través de la ecuación fundamental del patrimonio podremos conocer los saldos de las cuentas de capital social y reserva legal. Para el ajuste por variación de existencias, deberemos calcular con los datos dados el valor de las existencias finales, para ello averiguaremos el número de unidades al final del ejercicio de los productos terminados, la materia prima y el material de oficina a través de la siguiente expresión:

EXIST. FINALES (uds) = EXIST. INICIALES (uds) + COMPRAS (uds) - CONSUMOS (uds)

Productos terminados
Existencias iniciales = 21.800 € / 4 €/ud = 5.450 uds
Exist. finales = 5.450 + 0 - (1.000 + 2.000) = 2.450 uds
En el consumo figura el número de unidades vendidas el 27 de enero, por tanto:
Valor existencias finales = 2.450 uds x 5 €/ud = 12.250 €

Materia prima
Existencias iniciales = 1.982,25 € / 0,15 €/ud = 13.215 uds
Exist. finales = 13.215 + 15.000 - (1.000 + 2.000) = 25.215 uds
En este caso figuran en el cálculo tanto la compra del 17 de enero (se considera por tanto materia prima por la actividad de la empresa) como la venta del 27 de enero.
Valor existencias finales = 25.215 uds x 0,13 €/ud = 3.277,95 €

Material de oficina
No ha habido compras ni tampoco consumos de material de oficina, por tanto el valor de las existencias finales coincidirá con el de las existencias iniciales (505 €). No procede por tanto en este caso realizar el ajuste por variación de existencias.

Una vez calculados los valores de las existencias finales, realizaremos el test de deterioro de valor de cada una de las agrupaciones de existencias:

Productos terminados
VNR = 23.500 €; Vc = 12.250 €
Como VNR > Vc no procede realizar el ajuste contable por deterioro de valor de las existencias.

Materia prima
VNR = 1.500 €; Vc = 3.277,95 €
Como VNR < Vc tendremos que realizar el ajuste contable por deterioro de valor de las existencias, siendo el deterioro de valor la diferencia entre Vc y VNR (1.777,95 €).

Material de oficina
VNR = 350 €; Vc = 505 €
Como VNR < Vc tendremos que realizar el ajuste contable por deterioro de valor de las existencias, siendo el deterioro de valor un importe de 155 €.

Pues nada amigos lectores, en la siguiente sesión terminaremos de realizar este supuesto. Hasta entonces.

jueves, 19 de septiembre de 2013

Sesión 27: Operaciones básicas en las que interviene el IVA. Liquidación del impuesto

Antes de nada, me alegro de poder retomar la redacción de las sesiones de este blog, y quisiera disculparme ante todos mis lectores y en especial a aquéllos que estaban esperando que volviera a escribir nuevos artículos. Por motivos de trabajo he tenido poquísimo tiempo, pero espero a partir de ahora poder escribir con más regularidad.

Esta sesión realmente es una continuación de la anterior (recomendaría que la volvierais a leer si no la recordáis). Bueno, sin más dilación, vamos al grano.

CUENTAS PARA LA LIQUIDACIÓN DEL IVA

Para localizarlas dentro del cuadro de cuentas del Plan General Contable, nos iremos al subgrupo 47 "Administraciones Públicas" y son las siguientes:
  • 472. Hacienda Pública, IVA soportado: Registra el IVA que la empresa ha de pagar cuando adquiere bienes y servicios sujetos al Impuesto. Funciona como una cuenta de activo.
  • 477. Hacienda Pública, IVA repercutido: En esta cuenta se contabiliza el IVA que cargamos a nuestros clientes para las ventas o prestaciones de servicios. Funciona como una cuenta de pasivo.
  • 4700. Hacienda Pública, deudora por IVA: Registra el derecho de cobro que tiene la empresa sobre Hacienda por la liquidación del IVA, en el caso de que el IVA soportado haya sido mayor que el repercutido. Se trata por tanto de una cuenta de activo.
  • 4750. Hacienda Pública, acreedora por IVA: Esta cuenta recoge la obligación de pago de la empresa con Hacienda por la liquidación del IVA, en el caso de que el IVA repercutido haya sido mayor que el soportado. Se trata por tanto de una cuenta de pasivo.
EL IVA CUANDO REALIZAMOS COMPRAS A PROVEEDORES

Para entender mejor el proceso, vamos a basarnos en el siguiente ejemplo. Nuestra empresa, TABLEROS S.L., dedicada a la venta de todo tipo de muebles, compra 4 sillas a 25 euros la unidad, y 2 mesas a 50 euros la unidad a ALCORNOCAL S.A., quedando pendientes de pago. El asiento contable a realizar sería el siguiente, aplicando en la operación el tipo de IVA general del 21%:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

La base imponible coincide en este caso con el importe facturado (este es el importe que figura en la cuenta de "compras de mercaderías"):

Base imponible = (4 sillas x 25 €/silla) + (2 mesas x 50 €/mesa) = 200 €

EL IVA CUANDO REALIZAMOS VENTAS A CLIENTES

Siguiendo con el ejemplo anterior, vamos a suponer que TABLEROS S.L. realiza una venta de 3 estanterías a 90 euros la unidad y de 2 cuadros a 10 euros la unidad. La factura queda pendiente de cobro, aplicaremos en la operación el tipo de IVA general del 21%:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Base imponible = (3 estanterías x 90 €/estantería) + (2 cuadros x 10 €/cuadro) = 290 €

Cuando de trate de una exportación no se repercute IVA. En este caso, al no ser español el consumidor, Hacienda no tiene la facultad para realizar sobre él ningún tipo de imposición fiscal.

EL IVA EN LAS IMPORTACIONES

Como ya expusimos en el artículo anterior, en las importaciones, entendidas como adquisiciones de bienes ajenos a la Unión Europea, el procedimiento de recaudación del IVA no puede ser el mismo, ya que Hacienda Pública no tiene capacidad para exigir el pago al empresario o profesional extranjero. En este caso, Hacienda Pública exige la declaración-liquidación y el pago del impuesto al comprador, es decir, al importador.

Os voy a poner un ejemplo aclaratorio de lo anterior. Supongamos que TABLEROS S.L. adquiere a crédito muebles de cocina a una empresa de EE.UU. por un importe de 950 euros. El tipo de IVA aplicable es el general (21%) y los derechos arancelarios ascienden a 110 euros, dichos importes se pagan en efectivo.

Por la compra a la empresa de EE.UU. contabilizamos:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Por la liquidación y pago en la aduana del arancel y el IVA:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

El IVA soportado lo hemos calculado sobre el valor de los géneros más los derechos arancelarios (artículo 83 de la ley del IVA).

EL IVA EN LAS ADQUISICIONES INTRACOMUNITARIAS

Si compramos bienes o adquirimos servicios a un proveedor de un país perteneciente a la Unión Europea, el IVA tampoco es pagado por aquél. En este caso realizaremos dos asientos: por un lado el registro de la compra propiamente dicha, y por otro se registrará en nuestra contabilidad de forma simultánea el IVA repercutido y el IVA soportado correspondientes.

Por ejemplo, vamos a suponer que TABLEROS S.L. adquiere a una empresa francesa 2 dormitorios completos a 200 euros la unidad, suponemos que el tipo de IVA aplicable es el general (21%), por la adquisición de los dos dormitorios:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Base imponible: 2 dormitorios x 200 €/dormitorio = 400 €

Por la contabilización del IVA:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Como podemos observar en esta última operación, la empresa adquirente de los bienes se autorrepercute el IVA por el mismo importe del IVA soportado.

LIQUIDACIÓN DEL IVA A LA HACIENDA PÚBLICA

Para realizar la liquidación trimestral del IVA, la empresa debe determinar primero los saldos en el libro mayor de las cuentas "H.P. IVA soportado" y "H.P. IVA repercutido", una vez finalizado el trimestre correspondiente. Los periodos de liquidación para cada trimestre son los siguientes:
  • Trimestre 1º: enero, febrero y marzo (del 1 al 20 de abril).
  • Trimestre 2º: abril, mayo y junio (del 1 al 20 de julio).
  • Trimestre 3º: julio, agosto, septiembre (del 1 al 20 de octubre).
  • Trimestre 4º: octubre, noviembre y diciembre (del 1 al 30 de enero).
La declaración-liquidación trimestral se presentará a través del modelo 303; mientras que la declaración-liquidación anual se presentará mediante el modelo 390, en los treinta primeros días naturales del mes de enero siguiente al año en que se refiere la declaración. Si deseas ver como son realmente ambos modelos, puedes descargártelos del apartado "legislación básica" de este blog.

Vamos a suponer que la empresa TABLEROS S.L. presenta en el mayor los siguientes movimientos en las cuentas de IVA repercutido y soportado, una vez finalizado el primer trimestre de 2010:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Saldo de H.P. IVA soportado = 238 € (deudor)
Saldo de H.P. IVA repercutido = 362 € (acreedor)

Como el IVA repercutido es mayor que el IVA soportado la declaración-liquidación trimestral saldrá a pagar (hemos recibido más IVA por las ventas que el pagado por las compras), con lo cual se genera una obligación de pago con la Hacienda Pública hasta que no se haga efectivo dicho pago. Este pasivo se registra en la cuenta "H.P. acreedora por IVA":

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Como podemos observar en el anterior asiento, hemos procedido a dar de baja los saldos de las cuentas de IVA soportado y repercutido, quedando por tanto ambas saldadas. El pago de la deuda con Hacienda se realiza el 5 de abril, y se registra mediante el siguiente asiento:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Tras esta operación la cuenta "H.P. acreedora por IVA" habrá quedado saldada.

Puede darse el caso de tener un IVA soportado mayor que el repercutido, la declaración-liquidación trimestral saldrá a devolver (hemos pagado más IVA por las compras que el recibido por las ventas), con lo cual se genera un derecho de cobro con respecto a la Hacienda Pública mientras que la misma no nos ingrese o compense el importe a devolver. Este activo se registra en la cuenta "H.P. deudora por IVA". Dentro de este caso debemos distinguir dos situaciones posibles:
  1. Si la liquidación se produce en el primer, segundo o tercer trimestre, el importe de la devolución se podrá compensar en las liquidaciones posteriores en las que el resultado sea un IVA a ingresar, disponiendo para ello de un plazo de 4 años.
  2. Si la liquidación se produce en el último trimestre se puede solicitar la devolución del IVA a Hacienda.
Supongamos ahora continuando el ejemplo anterior que  la empresa TABLEROS S.L. presenta en el mayor los siguientes movimientos en las cuentas de IVA repercutido y soportado, una vez finalizado el segundo trimestre:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Saldo de H.P. IVA soportado = 525 € (deudor)
Saldo de H.P. IVA repercutido = 284 € (acreedor)

Como podemos comprobar, el IVA soportado es mayor que el IVA repercutido, y por tanto, como se origina una devolución, quedando el asiento a realizar de la siguiente forma:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

También hemos tenido que dar de baja los saldos de las cuentas de IVA soportado y repercutido, quedando ambas saldadas, la diferencia (devolución) queda reflejada en la cuenta de activo "H.P. deudora por IVA", quedando pendiente de compensar en liquidaciones de IVA posteriores. Al finalizar el tercer trimestre, los saldos en el mayor de las cuentas de IVA soportado y repercutido son los siguientes:

Saldo de H.P. IVA soportado = 215 € (deudor)
Saldo de H.P. IVA repercutido = 315 € (acreedor)

Realizaríamos en el tercer trimestre el siguiente asiento de liquidación, al salir la declaración-liquidación a pagar:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Como podemos observar en el asiento realizado, hemos compensado 100 euros provenientes de la liquidación del trimestre anterior que originó un derecho de devolución con respecto a Hacienda, quedan pendientes por tanto de compensar en liquidaciones posteriores:

Saldo de H.P. deudora por IVA = 241 (suma debe) - 100 (suma haber) = 141 euros

En la siguiente sesión realizaremos un primer supuesto práctico general como repaso de todos los conceptos contables hasta ahora vistos. Hasta entonces, amigos lectores.

domingo, 27 de enero de 2013

Sesión 26: Aspectos básicos del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

Los impuestos se clasifican principalmente en dos grandes grupos:
  • Impuestos directos: son aquellos que tienen en cuenta la capacidad de pago del contribuyente y sus circunstancias económicas, familiares, etc. Contribuyen en gran medida a una mejor distribución de la renta en el país. Por ejemplo, son impuestos directos el I.R.P.F. (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) o el I.S. (Impuesto de Sociedades).
  • Impuestos indirectos: no tienen en cuenta las circunstancias económicas o personales del contribuyente, gravan la renta cuando se emplea.
Entre los impuestos indirectos se encuentra el IVA, cuyo objetivo es gravar la adquisición de bienes y servicios por el consumidor. Por tanto, quién realmente soporta el IVA (es decir, lo paga) es el consumidor final. Por ejemplo, cuando pagamos el recibo del agua, también estamos pagando el IVA que afecta a este bien. El IVA, entró en vigor el 1 de enero de 1986, y está regulado por la Ley 37/1992 de 28 de diciembre.

¿CUÁL ES EL HECHO IMPONIBLE DEL IVA?

En general, el IVA grava las ventas de bienes o prestaciones de servicios, realizadas por empresarios o profesionales, con carácter habitual u ocasional, en el desarrollo de su actividad empresarial o profesional. Por tanto, cuando una empresa vende bienes o presta servicios, entra en juego la aplicación del IVA. El vendedor tiene la obligación de repercutir el IVA en la factura y el comprador, la de pagar el impuesto.

¿CUÁLES SON LAS OPERACIONES NO SUJETAS AL IVA?

Se consideran operaciones que no constituyen un hecho imponible entre otras las siguientes, según el artículo 7 de la ley del impuesto:
  • Las entregas gratuitas de muestras de mercancías sin valor comercial estimable, con fines de promoción de las actividades empresariales o profesionales.
  • Las prestaciones de servicios de demostración a título gratuito efectuadas para la promoción de las actividades empresariales o profesionales.
  • Las entregas sin contraprestación de impresos u objetos de carácter publicitario.
  • Los servicios prestados por personas físicas en régimen de dependencia derivado de relaciones administrativas o laborales, incluidas en estas últimas las de carácter especial.
  • Los servicios prestados a las cooperativas de trabajo asociado por los socios de las mismas y los prestados a las demás cooperativas por sus socios de trabajo.

OPERACIONES EXENTAS

Son operaciones que, aún siendo constitutivas de un hecho imponible, se eximen del pago del impuesto por su interés social. Entre ellas podemos citar, según el artículo 20 de la ley del IVA:
  • Las prestaciones de servicios y las entregas de bienes accesorias a ellas que constituyan el servicio postal universal siempre que sean realizadas por el operador u operadores que se comprometen a prestar todo o parte del mismo.
  • Las prestaciones de servicios de hospitalización o asistencia sanitaria y las demás relacionadas directamente con las mismas realizadas por entidades de Derecho público o por entidades o establecimientos privados en régimen de precios autorizados o comunicados.
  • Las entregas de bienes y prestaciones de servicios que, para el cumplimiento de sus fines específicos, realice la Seguridad Social, directamente o a través de sus entidades gestoras o colaboradoras.
  • Las prestaciones de servicios de asistencia social que se indican a continuación efectuadas por entidades de Derecho público o entidades o establecimientos privados de carácter social: protección de la infancia y de la juventud, asistencia a la tercera edad, educación especial y asistencia a personas con minusvalía, asistencia a minorías étnicas, a refugiados y asilados, a transeúntes, a personas con cargas familiares no compartidas, acción social comunitaria y familiar, asistencia a exreclusos, reinserción social y prevención de la delincuencia, asistencia a alcohólicos y toxicómanos y cooperación para el desarrollo.
  • La educación de la infancia y de la juventud, la guarda y custodia de niños, la enseñanza escolar, universitaria y de postgraduados, la enseñanza de idiomas y la formación y reciclaje profesional, realizadas por entidades de derecho público o entidades privadas autorizadas para el ejercicio de dichas actividades.
  • Las prestaciones de servicios y las entregas de bienes accesorias a las mismas efectuadas directamente a sus miembros por organismos o entidades legalmente reconocidos que no tengan finalidad lucrativa, cuyos objetivos sean exclusivamente de naturaleza política, sindical, religiosa, patriótica, filantrópica o cívica, realizadas para la consecución de sus finalidades específicas, siempre que no perciban de los beneficiarios de tales operaciones contraprestación alguna distinta de las cotizaciones fijadas en sus estatutos. Estas entidades sin ánimo de lucro pueden ser Colegios profesionales, las Cámaras Oficiales, las Organizaciones patronales o las Federaciones.
  • Las prestaciones de servicios que a continuación se relacionan efectuadas por entidades de Derecho público o por entidades o establecimientos culturales privados de carácter social: servicios de bibliotecas, visitas a museos, exposiciones y representaciones teatrales o cinematográficas, entre otras.
  • El transporte de enfermos o heridos en ambulancias o vehículos especialmente adaptados para ello.
  • Las operaciones de seguro, reaseguro y capitalización.
  • Las entregas de sellos de Correos y efectos timbrados de curso legal en España por importe no superior a su valor facial.
  • Las siguientes operaciones financieras: depósitos en efectivo, la concesión de créditos y préstamos en dinero, transferencias, giros, cheques, libranzas, pagarés, letras de cambio, tarjetas de pago o de crédito y otras órdenes de pago, entre otras operaciones.

SUJETO PASIVO DEL IVA

Los sujetos pasivos del impuesto son los empresarios y profesionales. Son ellos los obligados a liquidar y pagar el impuesto en la Hacienda Pública. Sin embargo, la carga del tributo recae sobre el consumidor final, siendo éste el verdadero contribuyente. Los empresarios y profesionales ejercen una función de intermediarios entre el consumidor y la Administración Tributaria.

¿CUANDO SE ORIGINA LA OBLIGACIÓN TRIBUTARIA?

Esta obligación se origina en el momento en que se realiza la entrega de bienes o la prestación del servicio, incluso en el caso de que el pago se realice de forma aplazada. En el caso de existir pagos anticipados, la obligación aparece en el momento en que se realiza el anticipo.

CÁLCULO DE LA CUOTA DEL IVA

Se calcula aplicando un porcentaje (tipo impositivo) sobre la base imponible:

BASE IMPONIBLE X TIPO IMPOSITIVO = CUOTA DE IVA

La base imponible está constituida por el total de la contraprestación de la entrega de bienes o prestación de servicios efectuada. Con carácter general, se calcula de la siguiente forma:

Valor de los bienes y servicios
+ Gastos repercutidos en factura (transporte, seguros, etc.)
- Descuentos concedidos (por volumen de compra, comerciales, etc.)
_______________________________________________________
Total de la base imponible

En cuanto a los tipos impositivos, en la actualidad se aplican tres tipos según los artículos 90 y 91 de la Ley del IVA:
  • Tipo general del 21%: es el aplicado con carácter general, salvo que la operación esté indicada especialmente para otro tipo.
  • Tipo reducido del 10%: se aplica a productos de alimentación humana y animal, aguas, medicamentos para animales, edificios para viviendas y garajes, transporte de viajeros, servicios de hostelería, servicios de limpieza de vías públicas, parques y jardines públicos, y espectáculos deportivos de carácter aficionado, entre otros productos y servicios.
  • Tipo superreducido del 4%: se aplicará a productos básicos como el pan común, harinas panificables, leche, huevos, frutas, verduras, hortalizas, cereales, legumbres, libros, periódicos, revistas y medicamentos para uso humano. También se aplicará a viviendas de protección oficial.

¿QUIÉN ESTÁ OBLIGADO A HACER EL INGRESO DEL IVA EN LA HACIENDA PÚBLICA?

Para saber quién ha de hacer dicho ingreso es necesario distinguir las operaciones interiores de las importaciones. En el caso de una operación interior, el proceso recaudatorio es el siguiente:
  • En primer lugar, los compradores de bienes y servicios pagan, como ya hemos dicho, el IVA a los empresarios o profesionales cuando reciben los bienes o la prestación del servicio. De esta forma, los empresarios y profesionales al vender se convierten en recaudadores del IVA de todas las operaciones que efectúen con sus clientes.
  • Posteriormente, los empresarios y profesionales presentarán trimestralmente a la Hacienda Pública unas declaraciones de las operaciones que hayan efectuado durante el periodo anterior. Esas declaraciones irán acompañadas de la liquidación o cálculo del impuesto que deben ingresar en la Hacienda Pública. De manera que si:
IVA REPERCUTIDO > IVA SOPORTADO
La diferencia se ingresa en Hacienda

IVA REPERCUTIDO < IVA SOPORTADO
La diferencia se devuelve o compensa por Hacienda

Si la operación se trata de una importación, es decir, compras en el exterior, el procedimiento no puede ser el mismo ya que la Hacienda Pública no tiene capacidad para exigir el pago al empresario o profesional extranjero. En este caso, la Hacienda Pública exige la declaración-liquidación y el pago del impuesto al comprador, es decir, al importador.

¿DONDE SE APLICA EL IVA?

El IVA tiene su ámbito de aplicación en todo el territorio nacional, salvo Canarias, Ceuta y Melilla. En Canarias existe un impuesto de características muy similares en cuanto a su naturaleza y forma de recaudación, es el denominado Impuesto General Indirecto Canario (IGIC). En Ceuta y Melilla, en lugar del IVA, se aplica el Impuesto sobre la Producción, los Servicios y la Importación (IPSI).

En la siguiente sesión veremos ejemplos de operaciones básicas en las que el IVA interviene, como las compras realizadas a proveedores, ventas realizadas a clientes, y la liquidación de dicho impuesto a la Hacienda Pública. Saludos a todos y hasta la próxima sesión.

domingo, 6 de enero de 2013

Sesión 25: Correcciones valorativas de las existencias. Depreciación reversible

Recordemos de la sesión anterior el principio contable de prudencia, que obliga también a que registremos contablemente las depreciaciones reversibles. Estas pérdidas no son definitivas, se pueden llegar a recuperar porque el bien no se ha deteriorado ni tampoco extraviado, y se originan por circunstancias del mercado que hacen que la empresa estime un valor de "mercado" del bien inferior al importe del mismo reflejado en la contabilidad.

Las depreciaciones reversibles también se denominan "deterioros de valor". Según el Plan General Contable, el deterioro de valor de las existencias se contabilizan en las cuentas del subgrupo 39 con el mismo nombre. Estas cuentas funcionan como pasivos, y figuran en el activo corriente del balance minorando la partida en la que figura el correspondiente elemento patrimonial. Las cuentas son las siguientes:

39. DETERIORO DE VALOR DE LAS EXISTENCIAS
390. Deterioro de valor de las mercaderías.
391. Deterioro de valor de las materias primas.
392. Deterioro de valor de otros aprovisionamientos.
393. Deterioro de valor de los productos en curso.
394. Deterioro de valor de los productos semiterminados.
395. Deterioro de valor de los productos terminados.
396. Deterioro de valor de los subproductos, residuos y materiales recuperados.

¿Cuándo se realiza la dotación por el deterioro de valor de las existencias? Pues cuando el "valor neto realizable" sea menor que el precio de adquisición o coste de producción de aquéllas. ¿Cuál es el valor neto realizable de las existencias? Según el Plan General Contable, "es el importe que la empresa puede obtener por su enajenación en el mercado, en el curso normal del negocio, deduciendo los costes estimados necesarios para llevarla a cabo... " (1ª parte, apartado 6º Criterios de valoración).

En definitiva, el valor neto realizable de las existencias (VNR) es el importe al que en un momento determinado se podrían vender las existencias una vez minorados los costes relativos a la operación. Es decir, estamos hablando del "valor de mercado" de aquéllas, siempre y cuando la venta se realice en condiciones normales (y no por una urgencia extrema para obtener liquidez, por ejemplo). Vamos a ver con un ejemplo cómo se contabiliza el deterioro de valor de las existencias.

Ejemplo: En el mayor de la empresa, a 31 de diciembre del año 2010, el saldo de la cuenta Mercaderías ya ajustado con la variación de existencias es de 2.010 €, y el saldo de la cuenta Deterioro de valor de las mercaderías es nulo. El valor neto realizable a 31 de diciembre de 2010 es de 1.550 €. A 31 de diciembre de 2011, el saldo ya regularizado de la cuenta Mercaderías es 1.680 €, siendo el valor neto realizable 1.800 €. A 31 de diciembre de 2012, el saldo de la cuenta Mercaderías ya ajustado es de 3.000 €, siendo el valor neto realizable 2.550 €.
Se pide: realizar los asientos de regularización que procedan para los ejercicios 2010, 2011, 2012.

Solución:

Para 2010:

Saldo de la cuenta (390) Deterioro de valor de las mercaderías: 0 €
Por tanto, no tenemos que contabilizar la baja del deterioro de valor del ejercicio precedente.

Vc = 2.010 €; VNR = 1.550 €
Como VNR < Vc, entonces si procede contabilizar la pérdida por deterioro del valor de las existencias, esta pérdida se imputará al resultado del ejercicio como un gasto, utilizándose para ello la cuenta (693) Pérdidas por deterioro de existencias:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

A tener en cuenta antes de realizar el asiento que:
Pérdida por deterioro = Vc - VNR; Pérdida por deterioro = 2.010 - 1.550 = 460 €

Para 2011:

Saldo de la cuenta (390): 460 €
Por tanto, según el Plan General Contable, tendremos que dar de baja totalmente la pérdida por deterioro estimada en el ejercicio precedente, esta baja del deterioro se imputará al resultado del ejercicio como un ingreso, utilizándose para ello la cuenta (793) Reversión del deterioro de existencias, tras este asiento contable la cuenta (390) quedará saldada (con saldo cero):

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Vc = 1.680 €; VNR = 1.800 €
Como VNR > Vc, entonces no procede contabilizar la pérdida por deterioro del valor de las existencias.

Para 2012:

Saldo de la cuenta (390): 0 €
Por tanto, no tenemos que contabilizar la baja del deterioro de valor del ejercicio precedente.

Vc = 3.000 €; VNR = 2.550 €
Como VNR < Vc, entonces si procede contabilizar la pérdida por deterioro del valor de las existencias.
Pérdida por deterioro = Vc - VNR; Pérdida por deterioro = 3.000 - 2.550 = 450 €
Por tanto, el asiento quedaría así:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

con lo cual la cuenta (390) ya reflejaría un saldo acreedor de 450 € (que es el correcto).

En resumen, a la hora de realizar al final del ejercicio los ajustes contables relativos al deterioro de valor de las existencias, procederemos del siguiente modo:

Primero. Observamos el importe del saldo de la cuenta de Deterioro de valor de las existencias. Si éste no es nulo, se debe a que en el ejercicio precedente se estimó una pérdida por deterioro, que en el ejercicio actual daremos de baja totalmente, según el Plan General Contable:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Si el saldo de la cuenta de Deterioro de valor de las existencias es nulo, lógicamente no habrá que realizar el anterior asiento al no haberse hecho ninguna estimación de deterioro en el año anterior.

Segundo. Realizamos el "test de deterioro", para ver si tenemos que estimar el deterioro de valor de las existencias en el actual ejercicio. Si el valor neto realizable es menor que el valor contable hay que estimar el deterioro de valor correspondiente, que vendrá determinado por la diferencia entre el Vc y el VNR:

Aprender contabilidad desde cero. Copyright © Antonio Pérez García, 2018

Si el VNR es mayor o igual al Vc no tenemos que estimar ningún deterioro de valor, y por tanto no habrá que realizar el anterior asiento.

En la sesión próxima expondré los aspectos básicos del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), que hemos que tener en cuenta a la hora de contabilizar. Saludos y hasta entonces.