Definiciones

A continuación, voy a repasar los distintos conceptos contables que he ido exponiendo a lo largo de las sesiones ya publicadas, a medida que vaya explicando conceptos nuevos en las sesiones próximas los iré incorporando a esta página de definiciones contables:
  • EMPRESA: es un conjunto organizado de factores de producción (tierra, trabajo, capital), dedicado a la producción de bienes y servicios para satisfacer las necesidades básicas de las personas a cambio de un beneficio.
  • CONTABILIDAD: es aquella técnica empresarial que nos permite saber la situación económica y financiera de la empresa en un momento determinado (conjunto de bienes, derechos y obligaciones), así como su evolución a lo largo de un periodo determinado (beneficio o pérdida obtenidos).
  • CONTABILIDAD PÚBLICA: es la contabilidad que registra la información económica del Estado, comunidades autónomas, provincias y ciudades.
  • CONTABILIDAD PRIVADA: registra la información económica de empresas privadas y familias. Las familias no suelen llevar contabilidad, a no ser que su patrimonio tenga un valor importante.
  • CONTABILIDAD FINANCIERA: también llamada externa o general. Recoge de la forma más fiel el patrimonio de la empresa y sus resultados. Es de gran interés no solo por el gerente o director de la empresa, también lo puede ser para los accionistas, inversores potenciales, acreedores, Hacienda, etc.
  • CONTABILIDAD DE COSTES: también llamada interna, analítica o de gestión. Nos permite conocer el coste de producción de un bien y así decidir si producir o no un producto determinado. La información originada por esta contabilidad va dirigida a los distintos departamentos de la empresa, pero nunca a destinatarios del exterior.
  • PATRIMONIO DE LA EMPRESA: es el conjunto de bienes, derechos y obligaciones de que dispone la empresa en un momento determinado para el cumplimiento de sus fines.
  • INVENTARIO: se puede definir como una relación detallada de los bienes, derechos y obligaciones de la empresa, en la que aparecerán con sus correspondientes valores en euros.
  • ELEMENTOS PATRIMONIALES: son los componentes que conforman el patrimonio de la empresa, por tanto pueden ser bienes, derechos u obligaciones.
  • MASAS PATRIMONIALES: agrupaciones de elementos patrimoniales que son homogéneos y cumplen un mismo fin objetivo en la empresa. Por ejemplo, el activo o el inmovilizado material son masas patrimoniales.
  • ACTIVO: engloba los elementos patrimoniales referidos a bienes y derechos. También se le denomina estructura económica de la empresa, es decir, son los elementos en los cuales la empresa ha invertido el dinero para que su funcionamiento como tal sea una realidad (aplicación de fondos).
  • PASIVO: recoge los elementos patrimoniales referidos a deudas y obligaciones pendientes de pago con terceros, por ello es también conocido como pasivo exigible. Forma parte de la estructura financiera de la empresa, es decir, son elementos que nos indican de donde ha salido el dinero para poder invertir en el activo (origen de fondos).
  • PATRIMONIO NETO: son los fondos propios de la empresa (capital social, reservas, beneficios, etc.). Forma parte también de la estructura financiera de la empresa, pero a diferencia del pasivo exigible, el valor del neto no puede ser exigido por nadie a la empresa, al ser de su propiedad, por ello es también conocido como pasivo no exigible.
  • BALANCE DE SITUACIÓN: es el documento contable que refleja la situación económica y financiera de la empresa en un momento determinado. Podríamos decir que es una fotografía de la empresa hecha en una fecha concreta, en la que aparecen los bienes, derechos de cobro y obligaciones que posee en dicha fecha.
  • LIQUIDEZ: puede definirse como la facilidad que tiene un bien o derecho para convertirse en dinero.
  • ACTIVO NO CORRIENTE: también denominado inmovilizado o activo fijo, está formado por los elementos patrimoniales pertenecientes a la empresa con el fin de desarrollar las actividades de la misma, por tanto no serán vendidos o enajenados en un periodo igual o inferior al año.
  • ACTIVO CORRIENTE: está compuesto por una serie de elementos patrimoniales cuya liquidez será una realidad en un periodo igual o inferior al año, está formado principalmente por las siguientes masas patrimoniales: existencias, cuentas a cobrar, inversiones financieras a corto plazo y efectivo.
  • PASIVO NO CORRIENTE: pasivo referido al largo plazo. Incluye conceptos según el Plan como: deudas a largo plazo con entidades de crédito, proveedores de inmovilizado a largo plazo y acreedores por arrendamiento financiero a largo plazo.
  • PASIVO CORRIENTE: pasivo referido al corto plazo. Alguno de los conceptos más destacados según el Plan General Contable son: deudas a corto plazo con entidades de crédito, proveedores, acreedores por prestaciones de servicios.
  • GASTOS: son definidos en el Plan General de contabilidad como los "decrementos de patrimonio neto de la empresa durante el ejercicio, ya sea en forma de salidas o disminuciones en el valor de los activos, o de aumento del valor de los pasivos, siempre que no tengan su origen en distribuciones monetarias o no, a los socios o propietarios, en su condición de tales".
  • INGRESOS: los define el Plan como los "incrementos en el patrimonio neto de la empresa durante el ejercicio, ya sea en forma de entradas o aumentos de valor de los activos, o de disminución de los pasivos, siempre que no tengan su origen en aportaciones, monetarias o no, de los socios o propietarios".
  • RESULTADO DE LA EMPRESA: será definido como la diferencia entre los ingresos y gastos originados en un determinado ejercicio económico. De tal manera que, si los ingresos que se obtienen en el ejercicio son superiores a los gastos realizados, diremos que la empresa obtiene beneficios y, por contra, cuando los gastos en que se incurran sean superiores a los ingresos, la empresa habrá tenido pérdidas durante el ejercicio.
  • HECHOS CONTABLES: modificaciones en el patrimonio originados a través de sucesos o acontecimientos, que dependientes o independientes de la voluntad de los gerentes, directores o dueños de la empresa, influyen o pueden influir significativamente en el patrimonio de la misma de manera concreta y directa.
  • HECHO CONTABLE PERMUTATIVO: supone modificaciones en la composición del activo, pasivo o neto, pero en este caso no cambiará la cuantía total del neto.
  • HECHO CONTABLE MODIFICATIVO: supone una variación en la cuantía total del patrimonio neto, es decir, varía la riqueza de la empresa.
  • HECHO CONTABLE MIXTO: son hechos permutativos y a la vez modificativos.
  • CUENTA: representación contable de cada elemento patrimonial (para cada elemento existirá una cuenta). En la cuenta se registran las modificaciones producidas en el elemento patrimonial que representa, debida a los hechos contables. De este modo, siempre sabremos el valor del elemento patrimonial tanto al principio como al final del ejercicio económico, y todas las variaciones que haya experimentado dicho valor a lo largo del mismo. A la parte izquierda de la cuenta se le denomina debe, y a la parte derecha haber.
  • ABRIR UNA CUENTA: se refiere a preparar una nueva cuenta para poder representar en la misma el movimiento habido en el valor de un nuevo elemento patrimonial que se incorpora al patrimonio de la empresa, y los posibles movimientos posteriores.
  • ASENTAR: indica el apunte en una cuenta del movimiento que se haya generado en la misma.
  • ADEUDAR, DEBITAR O CARGAR UNA CUENTA: realizar una anotación en el debe de una cuenta.
  • ACREDITAR, DATAR O ABONAR UNA CUENTA: registrar un apunte en el haber de la cuenta.
  • SUMAS DEUDORAS: la suma propiamente dicha de todas las anotaciones que aparecen en la parte del debe de una cuenta.
  • SUMAS ACREEDORAS: suma de todos los apuntes que aparecen en la parte del haber de la cuenta.
  • SALDO DE UNA CUENTA: diferencia entre las sumas deudoras y acreedoras de una cuenta. De este modo, si ΣD > ΣH = Saldo deudor, y si ΣH > ΣD = Saldo acreedor. En caso de que ΣD = ΣH, el saldo será nulo.
  • SALDAR UNA CUENTA: implicará la realización de un apunte en la cuenta de modo que el saldo final sera cero.
  • CERRAR UNA CUENTA: se refiere a la realización de una anotación en la cuenta de modo que no pueda registrarse nada más en ella a partir de ese instante.
  • ASIENTO: es la representación de un hecho contable a través del método de partida doble.
  • MÉTODO DE PARTIDA DOBLE: este método se basa en representar cada anotación del hecho contable y su contrapartida. Es importante señalar que partimos de la base de que en todas las operaciones económicas realizadas por una empresa han de intervenir al menos dos elementos patrimoniales, ya que en aquéllas ha de existir por una parte un origen o recurso de la operación, y por otra un empleo o aplicación de dicho recurso.
  • LIBRO DIARIO: en contabilidad es aquél que recoge diariamente todas las operaciones económicas realizadas en el ejercicio por la empresa, en forma de asientos contables. Dichos asientos estarán recogidos en orden cronológico, señalando en cada uno de ellos un número de orden correlativo y la fecha del hecho contable al que se refiere. Es obligatorio por parte del empresario, según el artículo 25, apartado 1, del Código de Comercio de 1885.
  • LIBRO MAYOR: tiene como objeto registrar todas las cuentas que han tenido algún movimiento a lo largo del ejercicio. En cada cuenta se reflejarán todos los movimientos que se hayan producido en el ejercicio, que generalmente irán acompañados de la fecha en que se hayan producido. También en el libro mayor se asignará un número de orden correlativo, al igual que los asientos.
  • BALANCE DE COMPROBACIÓN: el objetivo fundamental de la realización del mismo es comprobar si los asientos están registrados correctamente cumpliendo los principios del método de partida doble. El balance de comprobación será obligatorio al menos trimestralmente según el artículo 28, apartado 1 del Código de Comercio de 1885.
  • CICLO O PROCESO CONTABLE: conjunto de operaciones realizadas por una empresa a lo largo de un determinado ejercicio económico, con el objetivo de preparar la información relativa a los resultados obtenidos en dicho ejercicio y su situación económica y financiera al término del mismo. El ejercicio económico o periodo contable se inicia el 1 de enero, y finaliza el 31 de diciembre, siendo por tanto la duración del ejercicio un año.
  • ASIENTO DE APERTURA: el libro Diario se abre con el asiento de apertura al que se trasladan las cuentas del balance de situación inicial, y luego con estos valores se procede a abrir el libro Mayor transcribiendo los valores reflejados en el libro Diario.
  • OPERACIONES DE REGULARIZACIÓN: fase del proceso contable en la que se procede al ajuste de la información contable elaborada durante el ejercicio a la realidad económica del momento del cierre del mismo.
  • ASIENTO DE CIERRE: en el momento de efectuar el asiento de cierre, todas las cuentas de los grupos 6, 7, 8 y 9 estarán ya saldadas desde que se efectuó la liquidación de las mismas, por lo tanto en el momento de efectuar el cierre sólo las cuentas de balance (grupos del 1 al 5) podrían tener saldo. Por tanto, antes de cerrarlas, habrá que saldarlas mediante un cargo en las que tengan saldo acreedor y un abono en las que tengan saldo deudor. Al pasar el asiento de cierre al libro Mayor, todas las cuentas quedarán saldadas y por tanto, podrán cerrarse.
  • CUENTAS ANUALES: son los estados contables que anualmente deben publicar las empresas en base a la información reflejada en los libros contables, y se compone de los siguientes documentos: balance de situación, cuenta de pérdidas y ganancias, estado de cambios en el patrimonio neto, estado de flujos de efectivo y memoria.
  • AMORTIZACIÓN: es el registro contable de la depreciación irreversible que sufre un activo inmovilizado por su uso, el paso del tiempo o la obsolescencia. Distribuye el valor de la inversión realizada por la adquisición del inmovilizado entre los años que supuestamente va a contribuir a la obtención de ingresos en la empresa, por tanto se trata de una depreciación irreversible sistemática.
  • VIDA ÚTIL: es el periodo durante el cual la empresa espera utilizar el activo amortizable o el número de unidades de producción que espera obtener del mismo.
  • VALOR RESIDUAL: es el importe que la empresa estima que podrá obtener en el momento actual por su venta u otra forma de disposición, una vez deducidos los costes de venta, tomando en consideración que el activo hubiere alcanzado la antigüedad y demás condiciones que se espera que tenga al final de su vida útil.
  • VALOR CONTABLE: es el importe neto por el que un activo o un pasivo, se encuentra registrado en balance, una vez deducida, en el caso de los activos, su amortización acumulada y cualquier otra corrección valorativa por deterioro acumulada que se haya registrado.
  • BASE DE AMORTIZACIÓN: base a partir de la cual se calcula la cuota de amortización, vendrá dada por la diferencia entre el valor contable y el valor residual.
  • CUOTA DE AMORTIZACIÓN: importe anual relativo al gasto por la amortización.
  • VARIACIÓN DE EXISTENCIAS: se trata de una de las operaciones de regularización a realizar al final del ejercicio, consiste básicamente en ajustar el saldo de las cuentas de existencias para que correspondan con el valor real de las mismas.
  • DEPRECIACIONES IRREVERSIBLES: son pérdidas de valor absolutas, es decir, que no se pueden recuperar.
  • DEPRECIACIONES REVERSIBLES: son pérdidas de valor que no son definitivas, es decir, que se pueden recuperar, y están originadas por circunstancias del mercado que hacen que la empresa estime un valor de mercado del bien inferior al valor reflejado en la contabilidad de la empresa. Se conocen también como "deterioros de valor".
  • VALOR NETO REALIZABLE: es el importe al que en un momento determinado se podrán vender las existencias una vez minorados los costes relativos a la operación. Se considera que la venta se realiza en condiciones normales (y no por una urgencia extrema para obtener liquidez, por ejemplo).
  • IMPUESTOS DIRECTOS: son aquellos que tienen en cuenta la capacidad de pago del contribuyente y sus circunstancias económicas, familiares, etc. Por ejemplo, son impuestos indirectos el IRPF, o el Impuesto de Sociedades.
  • IMPUESTOS INDIRECTOS: son aquellos que gravan la renta cuando se emplea.
  • IVA (IMPUESTO SOBRE EL VALOR AÑADIDO): se trata de un impuesto indirecto, que grava la compra de bienes y servicios por el consumidor. Por tanto, quien soporta realmente el IVA es el consumidor final.
  • SUJETO PASIVO DEL IVA: los obligados a liquidar y pagar el impuesto en la Hacienda Pública son los empresarios y profesionales, que actúan como "intermediarios" entre el consumidor y la Administración Tributaria.
  • BASE IMPONIBLE DEL IVA: con carácter general, está constituida por el valor de los bienes y servicios, más los gastos repercutidos en factura (transportes, seguros, etc.). Los descuentos concedidos en la operación minorarán el valor de los bienes y servicios adquiridos.
  • TIPO IMPOSITIVO DEL IVA: es un porcentaje que se aplica sobre la base imponible para el cálculo de la cuota de IVA. En la actualidad, están en vigor tres tipos impositivos: el general (21%), el reducido (10%) y el superreducido (4%).
  • LIQUIDACIÓN DEL IVA: los empresarios y profesionales presentarán trimestralmente a la Hacienda Pública unas declaraciones de las operaciones por las que hayan soportado o repercutido IVA. Se pueden dar dos casos: si el IVA repercutido es mayor que el soportado, la diferencia se ingresa en la Hacienda Pública (dicha diferencia se tendrá que pagar), y si el IVA soportado es mayor que el IVA repercutido la diferencia se compensa o devuelve por la Hacienda Pública.
  • EXISTENCIAS: son activos poseídos para ser vendidos en el curso normal de la explotación, en proceso de producción o en forma de materiales o suministros para ser consumidos en el proceso de producción o en la prestación de servicios. Nos referimos a bienes tales como las mercaderías, materias primas, otros aprovisionamientos, productos terminados, productos en curso, etc.